Por

Prueba Skoda Octavia RS 2.0 TDI DSG

Skoda Octavia RS 2.0 TDI DSG

Hace unos meses probamos el nuevo Skoda Octavia con motor 2.0 TDI de 150cv asociado a una caja de cambios automática DSG de seis relaciones. El cambio tanto estético como en calidades en comparación con la generación anterior del Octavia es más que evidente. Se podría decir que se ha “Alemanizado” un poco más. El 2.0 TDI en su variante de 150cv nos dejó un buen sabor de boca. Prestacional y parco en consumos. Muy capaz y solvente en todas las situaciones. Demostrando que puede ganar velocidad con suma rapidez, ya sea en recuperaciones o en aceleraciones puras. Ahora, después de probar a su hermano mayor RS, comprobamos de primera mano cómo Skoda ha sabido hacer muy bien sus deberes, este Octavia RS sigue beneficiándose de la excelente calidad de rodadura que presenta el conjunto. Un alto confort de marcha que, en esta versión está perfectamente asociado a unas altas prestaciones de la mecánica y una buena puesta a punto de una suspensión más enérgica. El Skoda Octavia RS se puede comprar con dos mecánicas muy diferenciadas en el modo de entregar su potencia. El 2.0 TDI de 184cv, el que llevaba nuestra unidad, entrega la potencia de manera brusca, es sobrepasar las 2000 revoluciones y entrar CV de golpe hasta superar las 4000 revoluciones. El 2.0 TSI de 220cv dispone de una entrega de potencia más lineal, desde bajas vueltas empuja bien, en es medios y altos donde da lo mejor de sí. Llegando con fuerza a superar las 6000 revoluciones. Es evidente que el tipo de combustible es un alto condicionante en este caso. Pero con ambos motores las prestaciones están aseguradas en el Octavia RS. Exteriormente es fácil diferenciar una versión RS de una que no lo es. El RS cuenta con paragolpes y llantas específicas. Y, también, una salida de escape doble. Aunque sean más de adorno que otra cosa. Por lo menos en la unidad probada así lo eran. Detrás de estos embellecedores, en el lado de la izquierda se podía ver el escape real. De doble salida en todo caso. El interior del Octavia RS es también diferente al de otros acabados de la gama. Asientos deportivos que sujetan de maravilla el cuerpo. Serigrafiados con las letras “RS”. El volante forrado en piel presenta un buen tacto.

Visibilidad
El Skoda Octavia RS se comercializa con faros bi-xenon de serie, nuestra unidad, evidentemente contaba con ellos. Los faros de xenón dejan patente su clara superioridad frente a los tradicionales faros dotados de bombillas halógenas. Teniendo una mayor cantidad lumínica, mayor anchura iluminada y una duración más alta de uso en cuanto a las bombillas. Decir que los faros del Octavia son de lo mejorcito del mercado actualmente en xenón. La visibilidad del Octavia es a la fuerza correcta, no tenemos impedimentos que nos resten visibilidad, solo y como ya es costumbre los reposacabezas traseros, no obstante si los regulamos correctamente no tendremos mayor problema. La visibilidad fronto/lateral sigue siendo estupenda, no difiere del Octavia anterior.

Impresiones de Conducción
Habiendo probado casi en su totalidad las anteriores versiones RS del Octavia, esta nueva cuenta con modificaciones que no le hacen perder ese espíritu de deportividad que lo hace ser un vehículo rápido pero de uso diario. Como es habitual en este tipo de vehículos, fuimos a nuestra zona revirada a poner en apuros a su bastidor. Notamos diferencias claras con los anteriores RS, la más evidente y que es de pura lógica es la mayor potencia de su mecánica. Con un consumo especialmente más bajo. Una suspensión muy firme y capaz de retener las oscilaciones de la carrocería. Permitiendo un alto paso por curva, donde se mostró muy neutro en reacciones. Es subvirador al límite, el peso extra de la mecánica diésel si lo comparamos con la versión gasolina permite que lo sea un poco más. Los 184cv proporcionados por el 2.0 TDI empujan mucho pero se acaba pronto. Es sobrepasar las 4000 revoluciones y notar una merma considerable en el empuje, que se hace muy patente a partir de las 4500 revoluciones. Siendo inútil sobrepasar este régimen. Es capaz de realizar el 0 a 100km/h en 8,2 segundos. Puede parecer demasiado lento para un vehículo que roza los 200cv. Pero debemos tener presente que tiene un peso en vacío de casi 1500kg.

Frenada
Skoda ha optado por utilizar frenos de una tamaño acorde a las prestaciones del vehículo, dotándolo de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 340mm en el eje delantero, y macizos de 280mm en el trasero. Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia. Y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando el Skoda en pocos metros con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia. A falta de comprobar otras unidades del Skoda Octavia RS 2.0 TDI de 184cv y no encontrar información sobre el equipo de frenos en ninguna ficha técnica oficial, nos sorprende bastante que hayan dotado del mismo equipo de frenos que monta por ejemplo el Volkswagen Golf GTI Performance al Skoda Octavia RS 2.0 TDI de 184cv. Naturalmente cuanto mejor es el equipo de frenado mejor son sus aptitudes. Por lo tanto por nuestra parte ninguna queja. Al contrario. Bienvenido sea.

Tracción
El Octavia RS cuenta con sistemas electrónicos para mitigar en la medida de lo posible las pérdidas de tracción/adherencia. Sin estos sistemas conectados, las pérdidas de tracción son considerables dalo el alto par a bajas vueltas que proporciona el motor TDI. Por ello, con los sistemas conectados en arrancadas es relativamente difícil sufrir pérdidas de tracción. En marcha si es más probable si andamos por carreteras reviradas, eso ya entra en el estilo de conducción de cada uno.

Estabilidad
Con el acabado RS las pretensiones deportivas son evidentes, su configuración de suspensión está pensada para un buen confort de marcha y deportividad, en el que sus ocupantes no sufran bruscos golpes por una suspensión muy dura y seca. Y la verdad es que lo consigue. La suspensión de este Octavia RS es envidiable en cuanto a efectividad, los baches, badenes y resaltos no serán una tortura a pesar de la dureza de la suspensión y el bajo perfil de los neumáticos. Este tipo de suspensión, rígida y enérgica, funciona de maravilla en vías reviradas, donde las curvas se suceden una tras otra. En este terreno la suspensión cumple sobradamente. Cuenta con ESP de serie, desconectable parcialmente, ya que siempre está latente.

Reposacabezas
El Skoda Octavia RS homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros no son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas, el Skoda Octavia RS viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, es decir, de tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos. Aviso acústico si no nos ponemos el cinturón al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El nuevo Octavia es ideal para un uso familiar, siendo la versión más confortable de la gama. Tiene un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero que aumenta en capacidad, cuenta con 590 litros de capacidad. Que no presentará problemas para transportar todo lo necesario de nuestros descendientes.

Airbags
En seguridad pasiva el Skoda Octavia RS viene bien surtido, de serie trae 9 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Octavia obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor TDI de 2 litros de cubicaje y sus 184cv son capaces de catapultar al Octavia de 0 a 100km/h en 8,2 segundos, son cifras realmente atractivas. La velocidad máxima según ficha técnica es de 230 Km. /h. La capacidad de recuperación del nuevo Octavia RS dotado de este propulsor es muy buena. Disponemos de potencia desde muy bajas vueltas, la aparición del soplido del turbocompresor se hace patente desde las 1750 revoluciones. Empujando sin desfallecer hasta superadas las 4000 revoluciones. La potencia máxima la entrega de 3500 a 4000 revoluciones.

Caja de Cambios
El nuevo Skoda Octavia RS se comercializa con cambio manual de 6 relaciones o con cambio automático DSG. Nuestra unidad montaba este último en su variante de 6 velocidades. El DSG le da un plus de confort al Octavia sin restarle potencia. Para un uso en ciudad es una maravilla, nos despreocuparemos por completo del embargue, los atascos se nos harán menos pesados. El uso del cambio automático DSG es muy sencillo, existen varios modos, D y S, N de Neutro (Punto muerto) P de Parking. Y la R de la marcha atrás. Tanto la D como la S son validad para emprender la marcha, la D es el modo más utilizado, los cambios entre marcha son normales y busca el ahorro, la S es todo lo contrario exprime más el motor buscando la máxima aceleración en todo momento. Y por último el modo secuencial, que podemos hacer uso de él desde la palanca con un leve toque subiremos a bajaremos marcha a nuestro antojo, desde el volante con las levas podemos hacerlo mismo.

Circulando por Carretera
En carretera el Skoda Octavia RS 2.0 TDI guarda un excelente y evidente equilibrio entre confort de marcha y deportividad. Con potencia de sobra para encarar adelantamientos o recuperaciones rápidas. Sonoridad dentro del habitáculo proveniente del motor baja, al igual que la proveniente de la rodadura de los neumáticos. Una insonorización estrella. El consumo es una de las virtudes indiscutibles de este propulsor. Nuestro consumo con una conducción normal, sin buscar bajar consumos. Obtuvimos un consumo de 5,6 litros a los 100km, un consumo propio de sistemas híbridos. Con una autonomía según ordenador de abordo superior a los 900km. La ficha técnica nos dice que el Octavia RS es capaz de consumir por este tipo de vías tan solo 4,3 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Skoda Octavia RS es tranquilo, pisa bien en el asfalto, siendo también la comodidad uno de sus puntos fuertes. Contamos con buena potencia para poder mantener ritmos altos en autopistas/autovías. Gran confort de marcha, podemos realizar viajes largos, que tanto el motor como por potencia, autonomía y confort de marcha nos lo permite. Consumos muy bajos en este tipo de vías, el nuestro se situó en 6,1 litros a los 100km. El homologado nos dice que aun podíamos haber bajado un poco más, 5,0 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad, como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, además de una alta comodidad, tenemos un maletero muy aprovechable 590litros. Los poco más de 4,6 metros de longitud no presentan un problema a la hora de tener que aparcar en línea o batería. El consumo en ciudad sube como es lógico, pero sigue siendo contenido para la potencia del motor. Nuestro consumo no bajo de los 8 litros en ningún momento. El homologado es de 5,9 litros en ciudad. 129 gramos de Co2 por kilómetro recorrido.

Calidad de Acabados
Los acabados del nuevo Skoda Octavia RS en general han mejorado, estando por encima de los de Seat, no comparable aun a los de Volkswagen. Hablamos en concreto del Octavia.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos blandos en partes que ni siquiera otras marcas de más renombre usan.

Conclusiones
En resumen, tras una semana de uso y disfrute diario del nuevo Skoda Octavia RS animado por el 2.0 TDI de 184cv no vemos el momento de echarle el guante a su versión de gasolina. La verdad es que siempre que ha pasado un RS de Skoda por nuestra redacción nos ha dejado gratamente sorprendidos y satisfechos. Y en el caso de este último RS así ha sido. Hemos disfrutado mucho conduciéndolo. Es sin duda un vehículo que permite hacer un uso diario de él. Dado que no tiene un gasto desmesurado de carburante, todo lo contrario. Y por supuesto lo que si permite es pasar un buen rato con él en carreteras de montaña. Es un todo en uno.

A favor: Motor, DSG, consumos
A mejorar: Boca carga maletero, visibilidad trasera.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Eugenio Galdeano


         

8 comentarios en “Skoda Octavia RS 2.0 TDI DSG

    • Buenas tardes,

      Ambos vehículos son buenas opciones entre los vehículos familiares prestacionales. Comparten motor y plataforma. El Skoda es más grande, mayor espacio en su interior y un maletero más competente con 610 litros de capacidad. El Volkswagen, a su vez es, más rápido, bajando de los 8 segundos en realizar el 0 a 100km/h. El motor en ambos modelos es soberbio, con un excelente empuje desde muy bajas vueltas, con carácter y si en el GTD se opta por el paquete Sound con un bonito sonido al acelerar.

      La verdad es que ambos son muy parecidos, en calidades de materiales e interiores el Volkswagen va un paso por delante, también es más caro, bastante más. Como siempre, todo depende el uso que se le vaya a dar. Pero siendo dos vehículos tan parecidos es más una cuestión de gustos y de bolsillo.

      El cambio DSG es el mismo para ambos vehículos, 6 velocidades en baño de aceite. Fiable y muy probado. Una delicia de cambio automático.

      Siento no poderle ser de más ayuda, pero las diferencias entre ambos vehículos son pocas; precio a favor del Skoda, prestaciones a favor del GTD, calidades también a favor del GTD. Lo único, el Skoda es una Berlina Familiar y el Golf un Compacto Familiar. El Skoda tiene más batalla, será algo más cómodo en viajes. Pero es algo despreciable.

      Gracias por leernos.

      Un saludo.

  1. Buenas tardes,

    En primer lugar, enhorabuena por los artículos y pruebas! Quiero comprar un Octavia Combi RS y dudo entre las versiones diesel o gasolina. Otra duda que tengo es si coger cambio manual o DSG. Todo el mundo que conozco que usa DSG dicen que es una maravilla y muy recomendable.

    El uso que le daremos será del 80% aprox. por carretera y autovia, y haremos unos 10-12.000 km anuales.

    Algún consejo para tomar la decisión??

    Muchas gracias por vuestra ayuda!

    • Buenas tardes Albert,

      Ciertamente si sólo va a realizar 10-12.000km al año el ideal sería la versión gasolina, y más aún si el 80% de lo kilómetros son por vías rápidas. Sin apenas pisar ciudad. Donde el diésel es claramente más ahorrador de combustible.

      El cambio DSG, en este caso el de baño en aceite por ser el motor de 2 litros de cilindrada, con independencia del combustible, es actualmente de los mejores cambios automáticos del mercado. Lleva ya un tiempo vendiéndose y los fallos de juventud están olvidados. Es un cambio muy suave y rápido entre cambios, casi imperceptible. Perfecto para un uso diario y, también, para disfrutar de la potencia del motor en tramos más virados.

      Por el bajo kilometraje que va a realizar al cabo del año y que supongo va a entrar poco en ciudad, sin duda optaría por la versión gasolina con el cambio DSG. La diferencia en el precio de adquisición de ambos modelos con DSG es de poco más de 200€ a favor del motor TDI, sin extras. Y la diferencia entre los 184cv del 2.0 TDI a los 220cv del 2.0 TSI se dejan notar en aceleraciones y recuperaciones.

      Gracias por leernos.

      Un saludo.

      PacoCostas.com

  2. Hola,
    Gracias por el artículo.
    Me gusta mucho el octavia combi RS, de 184 cv. Hago unos 13000 kms anuales (poco en ciudad).
    Mi duda es si el cambio DGS automatico puede ser brusco a bajas rpm y pueda dañar la mecánica del coche? El cambio manual da menos averias?
    saludos

    • Hola Toni,

      El cambio DSG es más susceptible a averías que un tradicional cambio manual. Pero no por ello tiene que averiarse o dar problemas.

      El DSG, sobre todo en mecánicas diésel, es más brusco en arrancadas fuertes o a la hora de aparcar, donde hay que cogerle el tacto.

      Pero no afecta ni forzara el motor en ningún caso.

      Por otra parte, para el kilometraje anual que estima realizar, le recomendamos que valore también la opción del 2.0 TSI de 220cv.

      Ambos tienen un precio de adquisición muy parejo.

      Un saludo y gracias por leernos.

Comenta o Pregúntanos