El coche del año

Se valoran elementos como el diseño, confort, seguridad y economía. Un jurado compuesto por 58 expertos de 22 países otorga el título ‘Coche del año’. El fabricante del modelo ganador del tal galardón lo luce con orgullo en su publicidad y lo convierte durante 365 días en uno de sus principales argumentos de venta ante los consumidores. A este concurso pueden concurrir todos los modelos completamente nuevos, no se incluyen los que incluyan cambios meramente estéticos ni nuevas motorizaciones. ¿Es fiable el resultado? Los distintos organizadores aseguran que la elección de Mejor Coche del Año nace de la evalución de elementos como el respeto al medio ambiente, la satisfacción del conductor y el precio.

A mediados de los 50 los rigores de la posguerra tocaban a su fin y Europa se mostraba optimista ante un proceso de reconstrucción que devolvía la confianza a los principales países del continente y sus ciudadanos. En este contexto el automóvil empieza a aparecer como uno de los indicadores de desarrollo económico del país. Así, la creciente oferta en marcas y modelos desvelaba un creciente interés de los ciudadanos por un objeto que perdía paulatinamente su mera función de medio de transporte para ser, de nuevo, indicador del éxito social de su propietario en tan duras circunstancias.

Las familias habían conseguido con su esfuerzo escapar del hambre y poner en marcha un país. Querían representar este orgullo ante los demás y exigían el mejor automóvil. En 1950 la prestigiosa publicación estadounidense Motor Trend comenzó a elegir su ‘Car of the year’ instaurando tal denominación y 57 años después continúa ofreciendo a los lectores su propio veredicto.

El concurso elige el mejor coche entre todos los que han salido a la venta en los 12 meses anteriores a la fecha del galardón

La prensa especializada del viejo continente copió la fórmula y rápidamente proliferaron distintos rankings en diferentes publicaciones. En 1963 Fred van der Vlugt, director de la revista Auto Visie, pensó que combinando todas las clasificaciones los consumidores tendrían un criterio más creíble y el premio podría atraer mayor negocio publicitario.

Van der Vlught reunió a un grupo de 26 expertos de nueve países para formar el primer jurado del ‘Car of the year’. La fórmula se ha mantenido hasta la actualidad, creciendo el número de miembros del jurado hasta 58 y el de países representados a 22.

Se trata de una organización sin ánimo de lucro, independiente de la industria del motor, cuyos miembros no perciben ninguna contraprestación económica por servir en el jurado. Los gastos de organización corren a cuenta de las siete revistas promotoras del premio y acogen su entrega por orden rotatorio. A los fundadores originales Auto Visie (Holanda), Stern (Alemania) y Vi Vilägare (Suecia) se unió en los años 80 mediante invitación la española Autopista. Posteriormente y mediante acuerdos de patrocinio se añadieron al septeto organizador las publicaciones Autocar (Reino Unido), Auto (Italia) y L’automobile Magazine (Francia).

Método y criterios

El concurso elige el mejor coche entre todos los que han salido a la venta en los 12 meses anteriores a la fecha del galardón. Así, en enero de 2008 se premiará a uno de los nuevos modelos llegados al mercado durante 2007. En el certamen pueden concurrir todos los modelos completamente nuevos que salgan a la venta en al menos cinco países de Europa, en el periodo de votación, sin importar su origen y con expectativas de ventas superiores a 5.000 unidades anuales. De ellos, por votación simple, el jurado elige solamente a siete, que son los que entrarán en el proceso de votación definitivo.

No hay categorías, subdivisiones o clases. El jurado elige un único automóvil mediante la suma de los votos otorgados por sus miembros a cada uno de los candidatos. En concreto, cada experto dispone de 25 puntos a repartir entre, al menos, cinco coches con un máximo de diez puntos para cualquiera de ellos. Asimismo, debe justificar las razones de sus votos, que se hacen públicas durante la presentación del galardón.

El jurado elige un único automóvil mediante la suma de los votos otorgados por sus miembros a cada uno de los candidatos

Todos los miembros del jurado son ‘probadores’ de los modelos defendidos por sus publicaciones y tienen la oportunidad de conocer a fondo todos los vehículos en su trabajo diario. Las innovaciones tecnológicas y la relación precio- calidad son dos de los principales criterios. Otros aspectos valorados son el diseño, confort, seguridad, economía, comportamiento, funcionalidad, respeto al medio ambiente, satisfacción del conductor y precio.

La revista alemana Stern es, por turno, la organizadora del Coche del Año 2008 que se encuentra actualmente en proceso de votación y selección. El premio se anunciará el 19 de noviembre de 2007 y se entregará en la ciudad de Hamburgo en enero de 2008.

Comenta o Pregúntanos