Historia de la bicicleta

El antepasado más remoto de la bicicleta se debe al profesor Ozanam de la Universidad de la Sorbona, en París, que construyó una máquina rudimentaria basándose en un vehículo individual de dos ruedas hacia fines del siglo XVII.

El celerífero

image

El celerífero de Sivrac apareció en el año 1.790, casi cien años después del invento de Ozanaman. Estaba construido en madera y constaba de dos ruedas, situadas una a continuación de la otra, unidas por una viga sobre la que el conductor se sentaba como si fuese un caballo. Carecía de manillar o cualquier otro elemento de dirección y se le hacía avanzar por medio de un impulso suministrado alternativamente por los pies. El celerífero fue considerado por sus contemporáneos como una excentricidad de su inventor.

La draisiana

image

Unos años después, en la segunda década del Siglo XIX, en la ciudad alemana de Mannheim, un joven inventor, Charles Frederic Drais, perfecciono en celerífero de Sivrac añadiendo un rudimentario manillas y un asiento. . Aquel invento sólo logró provocar la hilaridad de sus conciudadanos.

La draisiana, nombre con el que ha pasado a la historia aquella rudimentaria bicicleta, fue tomada en consideración cuando su inventor logró cubrir el trayecto entre Mannheim y Karlsruhe en 4 horas frente a las 16 que hubiera necesitado para hacerlo a pie.

A pesar de su hazaña, Drais, al igual que otros muchos inventores, murió sin conocer el alcance del éxito de su invento, pues fueron los jóvenes franceses e ingleses los que pusieron de moda, años después, el caballo de juguete, nombre con el que designaron los contemporáneos a la draisiana.

El velocípedo

image

Hacia la mitad del Siglo XIX, el francés Michaux, introdujo una innovación revolucionaria. Modificó la draisiana, dotándola de transmisión por pedales y ruedas metálicas. La apariencia cambió ya que las ruedas dejaron de tener el mismo diámetro; la delantera, donde colocó los pedales, tenía casi la altura de un hombre, mientras que la trasera no llegaba a rebasar la altura de la rodilla. Así mismo, el manillar fue profundamente modificado.

Este invento, bautizado como velocípedo(de velox, que significa veloz y piedis, pie) requería que el conductor, en vez de ciclista, se transformase en equilibrista, ya que subir y bajar de aquel artefacto requería mas dotes circenses que deportivas. Al igual que sus precursores, carecía de sistema de frenos.

Estas máquinas tan primitivas pesaban extraordinariamente, por esta razón, la tendencia fue hacer aún más grande la rueda la rueda delantera y reducir la trasera; con ello se ganaba en velocidad y se disminuía el peso. No olvidemos que el juego pedalier era fijo y solidario con la rueda anterior; esta circunstancia, unida ala altura a la que se situaba el conductor, hacía que su utilización fuera realmente peligrosa. A pesar de ello, los velociclos gozaron de gran popularidad.

Los biciclos

image

Paulatinamente, con el propósito de reducir el peso, se añadió una banda de caucho sobre una llanta hueca de metal. Esta nueva versión se denominó biciclo.

En Inglaterra, Starley, modificó el biciclo: construyó dos ruedas de diámetro parecido, montadas en un cuadro rígido metálico, y trasladó los pedales al centro del conjunto. A partir de ese momento, la rueda trasera pasó a ser la motriz por medio de una varillas que partían individualmente de cada pedal.

La transmisión por cadena

image

En 1.885, el suizo Renold inventó la cadena y la aplicó como medio de transmisión a la rueda trasera, sustituyendo las varillas. La utilización de las ruedas dentadas, la mayor en el eje pedalier y la menor en el eje trasero, unidas por la cadena, permitían desmultiplicar la fuerza ejercida por los pedales y reducir considerablemente el peso total del conjunto, al no ser necesario ya que ambas ruedas fueran diferentes.

La aparición del neumático

image

Dunlop, siendo un adolescente, en 1.890, ideó un sistema para reducir las vibraciones de las ruedas, interponiendo entre la llanta y la cubierta de goma un tubo delgado de caucho que podía llenarse de aire comprimido. Así surgió el neumático. Al aparecer los primeros pinchazos, Dunlop sustituyó la cubierta externa de goma por una envoltura de tela y caucho. Este sistema perduró por muchos años.

Rodamientos

image

Otro gran avance a destacar fue la aparición de los cojinetes de bolas . Este invento permitió liberar la rueda motriz del eje pedalier ya que, hasta entonces, ambos conjuntos giraban a la vez, obligando al ciclista a mantener sus piernas en constante movimiento.

En la Exposición Universal de Milán de 1.881 constituyó la plataforma de lanzamiento universal de la bicicleta. A partir de entonces, la industria de la bicicleta se desarrolló con rapidez. La primera fábrica de bicicletas construidas en serie, fue la italiana Bianchi.

El siglo XX

image

El Siglo XX comenzó para la bicicleta con una moda ampliamente difundida en Inglaterra: el tandem o bicicleta para dos o más personas. Paralelamente, la tecnología militar hizo también sus aportaciones. En 1.908, se desarrolló un prototipo plegable que también gozó de gran difusión posteriormente. En las dos grandes Guerras, la bicicleta desempeñó un importante papel como de transporte silencioso utilizado por enlaces y correos.

image

No obstante, donde la bicicleta ha evolucionado de manera notable, ha sido con la aparición de las pruebas deportivas. El nivel de sofisticación de los modelos de competición de nuestros días es tal, que parece mentira que la tosca draisiana sea el antepasado remoto de las actuales bicicletas, construidas con materiales derivados de la tecnología aeroespacial, tales como el titanio, el teflón o el kevlar.

image

Los desarrollos de los cambios actuales permiten que usuarios con escasa o nula condición física puedan disfrutar de este sencillo y económico medio de transporte. Las actuales bicicletas de montaña permiten además recorrer lugares y contemplar paisajes a los que, nunca antes de ahora, se podía acceder si no fuese a pie o a lomos de una cabalgadura.

image

Comenta o Pregúntanos