La moto y el casco

El 71% de las personas que mueren en un accidente de moto han sufrido heridas irreversibles en la cabeza.

Cinco excusas y cinco réplicas sobre el uso del casco

Excusa: “Yo conduzco con precaución y además soy muy buen conductor.”
Réplica: “Es posible, pero lamentablemente no eres el único que circula por las calles, y no sabes si los demás son prudentes.”

Excusa: “Yo no voy a más de 50 km/h.”
Réplica: “Una caída a 30 km/h ya puede significar tu muerte si tu cabeza choca contra un objeto contundente como un bordillo o el parachoques de un coche.”

Excusa: “Si me mato es mi problema.”
Réplica: “No es así, ya que aparte de causar un disgusto a tus familiares y amigos, los gastos de hospitalización, el seguro y la mala imagen que causa un accidente lo pagamos finalmente todos los motociclistas”.

Excusa: “Sólo voy a recorrer un par de kilómetros.”
Réplica: “¿Cuantos kilómetros hay que hacer para sufrir un accidente?”

Excusa: “No quiero llevarme el casco después de dejar la moto.”
Réplica: “¿Todavía no has pensado en comprarte un soporte para el casco o utilizar el de la moto?”

* TE EMPEÑAS EN LLEVAR EL CASCO COLGADO DEL BRAZO PARA QUE TE VEAN, SI TE CAES, TE PUEDES ROMPER EL BRAZO Y LA CABEZA.

* LA UTILIZACIÓN DEL CASCO ES SIMPLEMENTE UNA CUESTIÓN DE CONCIENCIACIÓN, SENSATEZ Y COSTUMBRE.

Consejos

A la hora de comprarte el casco, PIENSA QUE NO DEBES AHORRARTE EN TEMAS QUE AFECTEN A TU SEGURIDAD.

Cuando acudas a una tienda especializada, pide que te aconsejen y pruébate, con tranquilidad, diferentes marcas, modelos y tallas.

Recuerda que el casco tiene que estar muy ajustado, pero sin apretar ninguna zona de tu cabeza. Tampoco tiene que moverse si giras la cabeza rápidamente. TÓMATE TODO EL TIEMPO QUE SEA NECESARIO PARA ELEGIR TU CASCO.

También debes exigir que el casco esté homologado según la norma europea ECE22 y que lleve cosido en su interior la etiqueta de homologación (para España es La E9)

Es preferible que lleve una visera clara, no tintada, antirrayas y, si es posible, antivaho. A la hora de abrocharte el cierre del casco, éste tiene que quedar perfectamente sujeto, ya que de lo contrario sería lo primero en saltar en caso de caída.

La elección del material con el que está construido el casco la dejamos en tus manos. Todos los cascos son buenos y cumplen con la normativa. Todo depende de tu presupuesto.

MUY IMPORTANTE: Cuando un casco ha sufrido un golpe fuerte o se ha caído desde una altura superior a 1,50 metros puede haber sufrido daños en su estructura, y haber quedado inservible en caso de accidente. Si tienes dudas ponte en contacto con la tienda, el fabricante o importador para que comprueben los daños.

Pero no sólo “el famoso” casco es importante, sino también el resto de la indumentaria, un buen MONO DE CUERO o de otro material resistente, también forma parte de tu protección y de tu seguridad.

Otros elementos protectores

* Chaqueta o cazadora de manga larga.
* Guantes de cuero con protecciones en la zona de los nudillos.
* Pantalones largos y resistentes.
* Un par de botas altas y ajustadas, sujetan el pie al apoyarte en el suelo y los tobillos quedan también firmes y protegidos.

El lado malo de la moto

EL RUIDO

Los escapes que no son de serie deben estra homologados y no pasar del nivel sonoro de los escapes originales. Nunca se debe modificar el sistema de escape, ya que con ello se incrementa el ruido. Los escapes oxidados, averiados, o dañados deben ser cambiados en el momento en que se note que el ruido aumenta e incluso afecte a la mecánica del motor.

NO TE COMPORTES DE UNA FORMA INCÍVICA

El no respetar las señales de tráfico, semáforos, peatones y a otros conductores, o circular por espacios verdes protegidos, demuestra muy poca formación cívica y respeto a los demás.

CONDUCIR DE FORMA TEMERARIA

La velocidad excesiva en relación con las condiciones del tráfico y por encima de los límites, los “piques”, las carreras, y el circular por las aceras o entre coches, puede acabar en un accidente o cuanto menos, en una fuerte sanción y retirada de carné

LOS ACCIDENTES

Los accidentes, además de su lado más dramático, para el propio motorista y para sus familiares, proporcionen siempre una mala imagen al mundo de la imagen de la moto. Inmediatemente, los medios de comunicacion se apresuran a demonizar a los motoristas. Las consecuencias permiten a las compañías subir las primas, y, en muchos casos, a no admitir en absoluto el aseguramiento del vehículo.

VER Y SER VISTO

Para un motorista, tan importante como ver, es ser visto por los demás usuarios de las vías. Muchos accidentes de motos(el 64 %)son causados por vehículos de cuatro ruedas en cruces, intersecciones y salidas. En la mayoría de los casos el conductor aduce no haber visto al motorista.

– El tamaño de la moto es mucho menor que el de un turismo o camión

– Para los demás conductores es muy difícil apreciar la velocidad y la distancia de una moto.

– La maroría de los conductores desconoce el poder de aceleración de una moto.

– Una motocicleta que circule detrás de una furgoneta o de un camión se tarda más tiempo en ser descubierta.

En los cruces, los conductores que circulan sobre vehículos de cuatro ruedas, raramente piensan que puede aparecer una moto aunque la tenga ya a pocos metros. Antes de cruzar hay que comprobar que el cruce es seguro tantas veces como sea necesario.

PARA SER VISTO

– Usa un casco de color claro

– Ponte ropa clara, sobre todo de cintura para arriba

– Lleva la luz de cruce siempre encendida

– No circules en los puntos en los puntos ciegos(retrovisores) de otros conductores.

– Guarda la distancia de seguridad adecuada, sobre todo detras de los camiones.

– Toca el claxon en el caso de que no te hayan visto, peero no te fíes, ya que si el conductor lleva la radio puesta, o está hablando por teléfono, es difícil que oiga el claxon de una moto.

– Anticipate a la acción de otros conductores y obra en consecuencia: reduce la velocidad, frena o acelera según se produzca cada situación.

– Comunícate con los otros conductores, a veces el lenguaje de los gestos es más expresivo que las propias señales del vehículo.

– Usa los intermitentes antes de realizar cualquier maniobra

– Usa los retrovisores en todo momento

– Gira ligeramente la cabeza cuando vas a cambiar de carril aunque no veas a nadie en tu retrovisor(recuerda los ángulos muertos)

– Usa material reflectante en el casco y en la ropa cuando circules durante la noche.

LA CONDUCCIÓN CON PASAJERO

Cuando lleves a alguien que nunca ha ido en moto, no intentes demostrar lo mucho que acelera tu moto, lo cerca que eres capaz de pasar “raspando los retorvisores de otros vehículos y lo bien que haces las “tumbadas” en la curvas. La mejor forma de demostrar lo bien que se maneja cualquier vehículo es aquella en la que produces el menor número de sobresaltos a los que te acompañan. “DIME LO SUAVE QUE CONDUCES, Y TE DIRÉ LO BIÉN QUE CONDUCES”.

Explícale a tu pasajero que:

– No haga movimientos se mantenga sentado sin hacer movimientos bruscos

– Que deje los pies sobre las estriberas, aunque te pares en un semáforo.

– Que se sujete a tí por la cintura y que acompañe tus movimientos y las inclinaciones en las curvas formando un sólo cuerpo contigo y que, en las curavas, mire por encima de tu hombro por el mismo lado que estés tomado la curva.

– Con pasajero puedes cargar el freno trasero con más fuerza. Si lo haces con el delantero, su puerpo se echará sobre tí impulsado por su propio peso y por la inercia.

– Y, por supuesto, “TU PASAJERO DEBE LLEVAR EN TODO MOMENTO EL CASCO Y LA INDUMENTARIA ADECUADA”

Comenta o Pregúntanos