Los Accidentes

Cada año 45.000 niños, mujeres y hombres mueren en la Comunidad Europea víctimas de los accidentes de tráfico. Y 1.600.000 resultan heridas por la misma causa. Uno de cada ochenta ciudadanos europeos muere en un accidente- 40 años antes de su expectativa de vida -. Una de cada tres personas deberá ser tratada en un hospital a lo largo de su vida por causa de lesiones producidas en el tráfico.

La cantidad de personas que padecen esta plaga es incalculable, y el coste social que incluye el rescate de las víctimas, los hospitales y la renta cesante de las familias, se calcula en un millón de ECUS por cada vida que se pierde. Sólo con qué los conductores tomasen algunas medidas, se reducirían drásticamente este peaje sangriento en las carreteras europeas. Sí, por ejemplo, cada pasajero de un automóvil- conductor, acompañante en el asiento delantero, o en el trasero, llevase siempre puesto el cinturón de seguridad, se salvarían 7.500 vidas cada año.

En 1998, una campaña europea de seguridad en carretera auspiciada los la FIA (Federación Internacional del Automóvil), creó el siguiente slogan: “10 segundos…. que pueden salvar su vida”, con el propósito de crear una mayor conciencia e influir en la mentalidad de los conductores para cambiar sus comportamientos. El mensaje es muy simple.

* Asegúrese de que los niños van sujetos en una silla de seguridad en el asiento trasero.

* Coloque los objetos sueltos en el maletero. En caso de accidente pueden convertirse en proyectiles mortales.

* Posicione el asiento del conductor adecuadamente y ajuste el cabecero ligeramente por encima de su cabeza para evitar el peligroso efecto de látigo en una colisión.

* Utilice el cinturón de seguridad siempre que conduzca.

RECUERDE:

10 SEGUNDOS…..QUE PUEDEN SALVAR SU VIDA

Otras medidas de seguridad

Los air-bags y los cinturones de seguridad son complementarios. El air-bag protege solamente la cabeza. El cinturón de seguridad protege el pecho y los miembros. Aunque vaya a recorrer una pequeña distancia, use siempre el cinturón de seguridad.

Si su coche está equipado con air-bag, no coloque nunca a los niños en el asiento frontal del pasajero. Una etiqueta con un aviso visible, puede encontrarse en algunos modelos de última generación. Consulte a la marca antes de comprar una sillita de seguridad. Para ver una comparativa de sillitas, pinche aquí.

En el caso de que transporte equipaje en el maletero, abroche los cinturones de los asientos traseros. Esta precaución ayuda a reducir el riesgo de que el equipaje salga despedido en una colisión y penetre en el interior del vehículo hiriendo a los pasajeros.

Tres razones para no instalar barras de protección delante de los paragolpes.

* Pueden activar los sensores de los air-bags demasiado pronto o demasiado tarde en un accidente.
* Reducen la capacidad de absorción de energía en un impacto.
* Son muy peligrosas para los ciclistas y peatones cuando se produce un atropello, particularmente a los niños.

Bacas y portaequipajes

Los portaequipajes deben fijarse por medios mecánicos. No utilice los de vacío o neumáticos. También debe revisarse periódicamente, ya que los cambios de temperatura pueden aflojar las fijaciones. Desmóntelos cuando no los use, evita así un ruido molesto y ahorra combustible.

Ver, y ser vistos

Cuando las malas condiciones climáticas son adversas(niebla espesa, lluvia, etc), recuerde que los colores brillantes son dos o tres veces más visibles que los oscuros. Las estadísticas demuestran que los coches pintados con colores oscuros(negro), se ven envueltos en el 20% de las colisiones, a pesar de que sólo un 5% del total del parque están pintados en colores oscuros.

Recuerde, ver es tan importante como ser visto.

Compruebe sus neumáticos

Se recomienda comprobar la presión de los neumáticos, al menos una vez al mes. Las comprobaciones deben hacerse cuando los neumáticos están fríos, después de una parada de al menos una hora, o después de recorrer los primeros dos o tres kilómetros a velocidad moderada.

Si el vehículo está muy cargado, su viaje es largo, o lleva remolcada una caravana, es recomendable sobreinflar una o dos décimas los neumáticos; los neumáticos insuficientemente inflados generan calor rápidamente sufren un mayor desgaste y se corre el riesgo de sufrir un reventón.

Comenta o Pregúntanos