Alonso: “En el podio veía manchas, pero no reconocía a nadie”

Alonso: “En el podio veía manchas, pero no reconocía a nadie”

image
Fernando Alonso ha terminado extenuado de la carrera de Singapur. El piloto español, que ha conseguido su primer podio y su primera victoria del año, acabó la cita deshidratado porque el sistema de agua que tienen los corredores no funcionó durante la carrera. “En el podio estaba muy fastidiado físicamente y no estaba para hacer muchos gestos porque estaba muy débil”, ha confesado Alonso, que ha definido la carrera como “larguísima”. “En Mónaco, una carrera también muy exigente, hacemos 260 kilómetros, pero aquí hemos hecho los 300 enteros. Son dos horas enteras con esta humedad, y además no ha funcionado el sistema del agua para beber, como suele suceder cuando la carrera es muy exigente”, dijo.

Tal ha sido el esfuerzo que, tras la carrera, Alonso sólo veía “manchas de colores, pero no reconocía a las personas. Sabía quienes eran los de Renault o los de Williams, pero no reconocía a las personas”, ha relatado. “Acababa de bajarme del coche, en el que vas concentrado al máximo, y en el podio además había unos focos que te apuntaban directamente a ti… No estabas para muchos movimientos. Disfruté lo justo”, ha agregado.

Alonso comentó que el británico Lewis Hamilton, su ex compañero en el equipo McLaren-Mercedes, se dirigió a él para decirle “justo eso, que la carrera había sido más física que ninguna otra, incluso más dura que la de Sepang” (Malasia). “Le dije que sí y poco más”.

Sobre su celebración, Alonso no recuerda haberse golpeado el pecho tras salir de su monoplaza: “Son gestos que te salen de dentro y que no recuerdas haber hecho, como ayer, cuando me vi en la tele haciendo el gesto de desesperación tras la avería. No sabes explicar por qué lo has hecho”.

Alonso estaba exultante en la rueda de prensa oficial de los ganadores a la que no asistía desde la carrera de Brasil en 2007. El piloto asturiano ha confesado su alegría pero apenas salían las palabras. “Increíble. Nada más que decir. Ganar de noche era algo que no se esperaba. Anoche tiramos la toalla pero hoy quedó demostrado que como en todos los deportes hay que trabajar hasta la bandera de cuadros o hasta el final porque siempre queda una esperanza”, ha declarado.

El piloto español ha valorado la victoria pero no ha dejado de lado el rendimiento del monoplaza. “Teníamos coche”, ha valorado Alonso, contento porque su R28 ha podido mantener el ritmo en pista cuando lideraba la carrera.

Briatore no acusa la fortuna

El jefe de la escudería Renault, Flavio Briatore, no cree que la victoria de su piloto se deba a la fortuna, sino a que Alonso posee “una garra fantástica”. Opiniones aparte, la presencia del coche de seguridad tras el accidente de Piquet se produjo instantes después de que el español pasara por el box para repostar. Una maniobra que le recolocó en la carrera en la quinta posición a falta de 47 vueltas para el final. Pese a ello, Briatore mantiene tajante es una victoria muy trabajada.

“Ayer tuvo muchos problemas y estuvimos en un segundo plano, pero Alonso tiene una garra increíble”, afirmó el jefe de Renault, consciente de que el español acudía a la cita de hoy, el primer Gran Premio nocturno de la historia, con pocas esperanzas después de abandonar los entrenamientos clasificatorios por problemas en su coche. Briatore ha querido felicitar al bicampeón del mundo por su primera victoria desde que se impuso en Monza el pasado año, con McLaren: “Se merece la victoria, lo ha trabajado y es una gran victoria, lo ha hecho muy bien”, concluye.

Comenta o Pregúntanos