¿Cómo conducir seguro con fuertes lluvias?

¿Cómo conducir seguro con fuertes lluvias?

image
Las fuertes lluvias de los últimos días en nuestro país han traído consecuencias desastrosas, con la muerte de una mujer en Coslada (Madrid) y múltiples daños materiales. El RACE (Real Automóvil de Club de España) ha elaborado un pequeño informe con los principales mecanismos de actuación en épocas de fuertes lluvias, que pueden provocar inundaciones y riadas. Lo más importante según este club es lo siguiente: salvar la vida antes que el vehículo.

Las fuertes lluvias son propias de la estación meteorológica que se acaba de estrenar, el otoño. Por ello, el RACE ha elaborado un pequeño informe con recomendaciones preventivas orientadas a los conductores para actuar de la forma más segura en condiciones de lluvia extrema, carreteras con grandes balsas de agua, carreteras anegadas o repentinas riadas. El principal mensaje lanzado por este club es el siguiente: lo más importante es salvar la vida, después el vehículo.

Para prevenir riesgos, el RACE recomienda consultar el estado de las carreteras y la predicción meteorológica antes de emprender un viaje. Antes de comenzar nuestra ruta, es indispensable comprobar el perfecto estado del vehículo, que éste tenga la suficiente cantidad de combustible para que podamos continuar con nuestra marcha así como el correcto estado de conservación de los neumáticos (dibujo y presión).

Incluye tu comentario sobre este artículo o sobre otros que publica Autopista.es. Los más interesantes se publicarán en el correspondiente número semanal de la revista Autopista.

Una vez puestos al volante, es conveniente atender a las circunstancias del tráfico, estar atento a las señales informativas de los paneles luminosos y hacer caso a las órdenes de los agentes de la Guardia Civil. El RACE recomienda no cruzar zonas completamente inundadas ya que desconocemos la profundidad. En estos lugares, el vehículo pierde toda la tracción, incluso puede ser arrastrado por la corriente. Es vital circular con mayor distancia de seguridad respecto al vehículo que nos precede, no adelantar en vías de doble sentido y aumentar la precaución ante motoristas y ciclistas ya que la visibilidad se reduce con lluvia extrema. En el caso de que atravesemos un charco, corremos el riesgo de que el coche se encuentre ante una situación de aquaplanning, en la que hay que actuar de la forma siguiente: sujetar con firmeza el volante, dejar de acelerar y no tocar en ningún momento el pie del freno.

¿Qué hacer ante una riada?

En primer lugar, debemos intentar abandonar el vehículo en los momentos iniciales en los que nos hemos visto sorprendidos por una riada. Si conseguimos salir del coche, debemos colocarnos en una situación visible para que el servicio de emergencias pueda rescatarnos. Las llaves se han de dejar puestas para que las autoridades retiren nuestro automóvil cuando baje el nivel de agua. No obstante, si no hemos podido salir de nuestro coche, se nos pueden presentar dos situaciones críticas.

Por un lado, el agua impide abrir la puerta por la presión. En esta situación, intentar no salir, permanecer en el coche con el cinturón puesto y esperar la llegada del servicio de urgencias. Por otro lado, si el coche comienza a inundarse, hay que esperar a que se iguale la presión, instante en el que se puede abrir la puerta y salir.

Evitar las zonas de riesgo

Cauces secos de ríos, arroyos y torrentes suelen ser los lugares mas propicios a inundarse en pocos minutos y provocar una riada. Es en la proximidad de estos lugares donde no es recomendable estacionar nuestro vehículo. Algunos municipios españoles advierten con diversas señales ante este riesgo, pero son muy pocos los casos.

¿Cómo reclamar los daños de nuestro automóvil?

Si nuestro coche se ha visto afectado por una inundación o riada, lo primero que hay que hacer es notificarlo a nuestra compañía de seguros. Hay que señalar que los usuarios que posean un Seguro obligatorio, sin coberturas a terceros o a todo riesgo, no serán indemnizados por el Consorcio de Compensación de Seguros. Éste, para que pueda iniciar los trámites, ha de recibir una copia de la póliza, los recibos de pago, la identificación personal del beneficiario así como los daños producidos en el coche.

Numerosas inundaciones y riadas se han registrado en las últimas horas a lo largo y ancho de la geografía española. Las más graves y trágicas han tenido lugar en las localidades madrileñas de San Fernando de Henares y Coslada, municipio este último en el que falleció una mujer tras ser arrastrada por la fuerte corriente de agua. La lluvia torrencial, además, ha provocado numerosos cortes de tráfico en diversas carreteras, como en la Autovía A-3 que comunica Madrid con Levante, y escenarios dantescos en la Comunidad Valenciana, región que llegó a registrar más de 300 litros por metro cuadrado (cifra contabilizada en el municipio de Sueca).

Fuente: Autopista

Comenta o Pregúntanos