Desciende el número de atropellos en Madrid

Desciende el número de atropellos en Madrid

image
El número de atropellos en la ciudad de Madrid ha descendido un 6,8 por ciento en un año y el uso del cinturón de seguridad en los coches y del casco en las motos roza el 100 por cien, aunque la proporción de quienes hablan por móvil mientras conducen supera todavía el 40 por ciento.

Son datos hechos públicos hoy por el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, tras la presentación, en coincidencia con el Día Europeo de la Seguridad Vial, de la nueva señalización luminosa para los pasos de peatones más peligrosos de la capital.

Por ahora son sólo dos, uno en el paseo de Moret, donde ha habido seis atropellos en los últimos cinco años, y otro en Monforte de Lemos, aunque se extenderán a otros pasos de cebra peligrosos de la ciudad.

Se trata de una señal de paso de peatones -un triángulo blanco sobre fondo azul con una figura humana cruzando por un paso de cebra- a la que se ha dotado de lámparas LED de color rojo que se encienden -intermitentemente en periodos de un minuto- cuando detectan que un peatón quiere cruzar.

Tras comprobar el funcionamiento de este sistema, Calvo ha recordado -son datos que ofreció la semana pasada el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón- que en los nueve primeros meses del año el número de víctimas mortales en accidente de tráfico en Madrid ha descendido un 40,82 por ciento, al pasar de 49 en ese periodo de 2007 a 29.

Paralelamente, el número de heridos graves en accidente de circulación en las calles de la capital se ha reducido en un 12,62 por ciento y la tasa de víctimas por cada 1.000 habitantes ha bajado un 22,9 por ciento.

Otro dato destacado por Pedo Calvo es que los accidentes motivados por el consumo de alcohol se han reducido en un 26,56 por ciento

En el caso de los atropellos, que han pasado de 1.245 entre enero y septiembre de 2007 a 1.160 en lo mismos meses de este año, el responsable del área ha destacado la importancia de campañas de control como la llevada a cabo entre febrero y mayo.

En esos tres meses se registraron 154.331 denuncias contra conductores por saltarse el semáforo en rojo, aparcar en aceras o pasos de cebra, no detenerse en pasos de peatones o exceso de velocidad.

Al mismo tiempo, fueron denunciados 483 peatones, aunque sólo 68 lo fueron por cruzar por lugar indebido y la mayoría, 291, lo fueron por desobedecer a agente de la autoridad.

El delegado de Seguridad y Movilidad ha informado también de un estudio realizado por el Ayuntamiento sobre el uso del casco, el cinturón de seguridad, los elementos de retención infantil y el teléfono móvil durante la conducción.

El estudio ha incluido la observación directa de 40.327 vehículos y 6.244 motos y ciclomotores, con un grado de fiabilidad de la muestra del 95 por ciento.

Los datos obtenidos demuestran que casi la totalidad de los conductores de motor o ciclomotores, un 99,7 por ciento, usan el casco, y que el 96,20 por ciento de los conductores particulares utilizan el cinturón de seguridad. Sin embargo, esta proporción se reduce al 78,5 por ciento entre los conductores de vehículos industriales y al 60 por ciento entre los ocupantes de los asientos traseros de turismo. El dato negativo es que todavía un 40,60 por ciento de los conductores jóvenes y un 46,60 por ciento de los de edades comprendidas entre los 36 y 50 años usan el teléfono móvil mientras conducen.

Comenta o Pregúntanos