Jaguar y Land Rover matizan las palabras del gobierno británico

Jaguar y Land Rover matizan las palabras del gobierno británico

image
Ayer os comentábamos cómo el secretario británico de negocios informaba en una publicación que la pareja de marcas Jaguar Land Rover había solicitado 1.000 millones de libras en concepto de ayudas. Ahora, ambas marcas pertenecientes al grupo Tata han salido al paso para desmentir tal información, al menos de la manera que se ha expresado por parte del gobierno británico, que pintaba las cosas como si Jaguar y Land Rover estuvieran al borde del colapso.

De acuerdo con el comunicado de prensa, ambas compañías han sido rentables hasta finalizar el primer semestre de 2008, y actualmente cuentan con un plan estratégico que permitirá mantener los 75.000 puestos de trabajo que poseen. En todo caso, la delicada situación del mercado automovilístico ha creado una “emergencia nacional que requiere de medidas urgentes”, a pesar de que ambas compañías están “saneadas y son viables”. Con el dinero demandado al gobierno lo que pretenden ambas compañías es asegurar la liquidez a corto plazo, durante esta caída de ventas tan acusada de los últimos meses, aunque cuentan con un reforzado plan de inversiones a medio y largo plazo gracias a su compañía matriz, Tata.

Comenta o Pregúntanos