La plantilla de Nissan en Avila, inquieta

La plantilla de Nissan en Avila, inquieta

image
La fábrica de Nissan en Ávila quiere evitar llegar a la misma situación que se ha producido en la Zona Franca de Barcelona, por lo que quieren que se les adjudique ya un modelo de fabricación que debía haberse producido el paso mes de julio.

Además de a Barcelona, las dificultades de Nissan en España preocupan también a los trabajadores del grupo en Avila. La plantilla de esta fábrica, especializada en la producción de camiones ligeros como el Cabstar y el Atleon, pidió ayer a la dirección de la compañía que se adjudique a esta planta un nuevo modelo para evitar llegar a una situación similar a la de la Zona Franca en Cataluña.

El anuncio de un nuevo modelo debía haberse producido en julio pasado. Posteriormente se retrasó a noviembre y ahora se dice que se tomará la decisión en marzo. El comité de empresa de la factoría, que cuenta con 650 trabajadores, ha convocado asambleas informativas el 3 y el 10 de diciembre.

Mientras tanto, más de 3.300 trabajadores de la factoría de Nissan en Barcelona volvieron ayer a las calles para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que prevé 1.680 despidos, y amenazaron con convocar jornadas de huelga en la fábrica si no se retira el expediente.

Las protestas por el plan de despidos se extendieron al presidente de la Generalitat, José Montilla. Los trabajadores le exigieron que vuelva de su próximo viaje a Japón, en el que prevé reunirse con la dirección de la compañía, «con un rechazo firme al expediente e inversiones productivas en Barcelona», afirmó el presidente del comité de empresa, Javier Donate.

«Seguiremos en las calles hasta que termine el período de consultas -de un mes desde la presentación del ERE- y continuaremos si la resolución que dicta la Generalitat es perjudicial para la plantilla», aseguró el presidente del comité.

En este sentido, el director general de Trabajo, José Luis Villar, explicó ayer que el Gobierno está estudiando obligar a las empresas a incluir en sus Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) programas de recolocación de personal para luchar contra el paro.

En manos de Montilla

Mientras, los participantes en la protesta criticaron a Montilla «su falta de respeto» hacia los trabajadores por no haber convocado una reunión con los representantes sindicales tal y como anunció.

A la movilización también acudieron un grupo de trabajadores del proveedor de Nissan, Acciona -que ha presentado un ERE para despedir a 322 personas- y una representación de trabajadores de Seat, que no ha anunciado despidos en sus instalaciones de Martorell, aunque sí ha presentado expedientes temporales de empleo.

Como parte de su política global de producción, la factoría del grupo japonés en Barcelona ha comenzado a proponer a mandos intermedios la posibilidad de trasladarse temporalmente a Tánger, donde Nissan pondrá en marcha una nueva factoría en 2009. Allí, estos empleados mostrarán al resto de contratados los métodos de producción que utiliza el fabricante japonés.

Comenta o Pregúntanos