Menos emisiones para los comerciales

Menos emisiones para los comerciales

image
Los fabricantes de vehículos comerciales han anunciado en el Salón Internacional de Hannover que reducirán un 20 por ciento las emisiones de los vehículos modernos en el año 2020. Esta estrategia, que denominan Visión 20-20, responde a la iniciativa de impulsar la eficiencia de los combustibles y de los nuevos vehículos de Daimler, DAF, Iveco, MAN, Scania, Volkswagen y Volvo, fabricantes que firman este nuevo compromiso y que producen cada año 2,6 millones de vehículos.

“Para subrayar nuestra determinación, la industria de vehículos comerciales se ha unido detrás de la Visión 20-20”, según Andreas Renschler, presidente de la Junta de Vehículos comerciales de la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA) y miembro del Consejo de Administración de Daimler AG.

La contribución directa de la industria es una nueva disminución en el consumo de combustible de los camiones modernos, en promedio de un 20 por ciento, además de promover un equilibrio entre la movilidad y la protección del medio ambiente a través de una asociación con los líderes políticos, los productores de combustibles, la industria, los transportistas, los operadores de vehículos y los propios conductores, explica Acea en un comunicado.

El transporte por carretera, según los fabricantes, puede contribuir a lograr el objetivo con un enfoque integrado, que combina una mayor eficiencia de combustibles con un mayor uso de combustibles alternativos y una mejor infraestructura de apoyo, así como medidas políticas.

Acea argumenta que el transporte por carretera es fundamental para la economía mundial, ya que en los países industrializados los camiones llevan casi el 80 por ciento por ciento de todas las mercancías. Cada día, los camiones entregan 70 kilogramos de bienes a cada ciudadano europeo, explica la organización.

Las emisiones de contaminantes como el NOx (óxido de nitrógeno), altamente nocivo para la salud, y las partículas, se han reducido en un 85 por ciento y 95 por ciento, respectivamente, desde finales de la década de los años ochenta, y el consumo de combustible en más de un tercio desde la década de los 70.

El progreso continuará con la mejora de los motores de combustión híbrida de camiones y autobuses y la utilización de combustibles alternativos. Una nueva reducción del 20 por ciento para el año 2020 requerirá del máximo esfuerzo de los fabricantes y los ingenieros de gestión.

Sin embargo, argumenta Acea, el desarrollo de soluciones tecnológicas no es suficiente para hacer frente a esta reducción, porque los dirigentes políticos, la industria de los combustibles, los transportistas, operadores de vehículos y los conductores deben hacer todos su parte para ayudar a conformar la movilidad sostenible.

Lo más importante para empujar los esfuerzos en materia de transporte sostenible es el apoyo político, aspecto sobre el que Renschler defiende que los gobiernos deben ser aliados para mejorar el mercado de las nuevas tecnologías, abordar los cuellos de botella en infraestructura, promover la eficiencia del transporte, la reglamentación, la armonización de las normas y los ciclos de prueba.

Fuente: Autopista

Comenta o Pregúntanos