Objetivo: reducir las muertes de los más pequeños

Objetivo: reducir las muertes de los más pequeños

image
El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) impulsará una campaña para concienciar de la necesidad de que los niños de hasta 12 años utilicen los sistemas de protección adecuados cuando circulen en vehículos, ya que casi la mitad de los menores de esta edad heridos o muertos en accidente no usaban estos elementos.

Para ello, del 1 al 19 de octubre losMossos d’Esquadra realizarán un dispositivo de vigilancia y denuncia para controlar la utilización de estos sistemas de seguridad pasiva, que pueden reducir la siniestralidad infantil en los accidentes, ya que de los 28 menores de hasta 12 años que en 2007 fallecieron o resultaron heridos graves en accidentes registrados en Cataluña en 2007, sólo la mitad llevaban un sistema de retención adecuado a su edad y peso.

Por el contrario, 11 de esos menores (un cuarenta por ciento), iban sin sujeción o no iban bien anudados a estos elementos, lo que demuestra, como apuntan muchos informes, que no utilizarlos aumenta hasta en un cincuenta por ciento las posibilidades de sufrir lesiones irreversibles o perder la vida.

Coincidiendo con el inicio del nuevo curso escolar, el Servicio Catalán de Tráfico junto con la policía autonómica pondrá en marcha esta campaña preventiva y de sensibilización para fomentar el uso de los sistemas de retención que incorpora además el reparto de 25.000 trípticos informativos en las entradas de las escuelas de Primaria catalanas.

El folleto da algunos consejos sobre el uso de estos elementos de seguridad y explican cuáles son los más adecuados para cada edad y peso, con el objeto de concienciar a los padres de la elección de los sistemas de retención infantil y la correcta instalación, “dos factores clave para proteger al niño en el vehículo y paliar los efectos de cualquier impacto”.

Esta primera acción informativa es previa a un dispositivo de vigilancia y denuncia en el ámbito de los sistemas de retención infantil, que se establecerá de forma específica entre el 1 y 19 de octubre, durante el que los mossos pondrán especial énfasis en garantizar el uso correcto de estos sistemas.

La denuncia por no utilizar estos elementos se sanciona con 150 euros y la pérdida de tres puntos del permiso para el conductor del vehículo, con el agravante de que la multa y el número de puntos que se retiran se multiplica a su vez por el número de ocupantes menores que incumplan la normativa.

En la campaña participarán agentes de las diferentes áreas básicas policiales, en coordinación con las policías locales que quieran sumarse a la iniciativa.

Fuente: Autopista

Comenta o Pregúntanos