Tráfico ‘equilibrará’ su crisis de ingresos con más multas

Tráfico ‘equilibrará’ su crisis de ingresos con más multas

La DGT tendrá que aumentar un 15% las sanciones para compensar así la caída de recaudación por venta de vehículos y tasas del carné. Las multas de la red de radares será su principal recurso.

No sólo fabricantes y concesionarios pagan los platos rotos del desplome de la venta de automóviles. La crisis económica también ha llamado a la puerta de la Dirección General de Tráfico (DGT), que por primera vez en mucho tiempo verá caer sus presupuestos anuales.

La caja de Tráfico se quedará el año que viene por debajo de los 1.000 millones de euros que ha superado en 2008. Sólo las multas de la red de radares instalada de la implantación del carné por puntos salvará a Tráfico de apretarse más el cinturón. «El viento ha soplado varios años a favor y éste, ha rolado. Los fabricantes de coches esperan matricular un 25% menos de vehículos este año y todo eso son tasas que se dejan de pagar en Tráfico, puede que incluso la reducción de ingresos sea mayor», explicó ayer en el Congreso de los

Además de coches matriculados, Tráfico espera también ver caer el número de aspirantes a sacarse el permiso de conducir, lo que también repercutirá en menores ingresos por tasas. Para muestra, un botón: 11 meses después de ser lanzado, el carné por un euro al día sólo ha cubierto un 10% de sus objetivos, que eran financiar el permiso de conducir de hasta 100.000 jóvenes.

Por suerte para Tráfico, quedan las multas. La automatización del control de velocidad en las carreteras con 500 radares y un centro telemático de tramitación de denuncias en León ha permitido duplicar los ingresos por sanciones desde que se instaló el carné por puntos. La partida de multas y recargos crecerá el año que viene un 15%, hasta 416 millones de euros. «Permitirá equilibrar el presupuesto», contestó Navarro.

Así pues, aumentarán las multas aunque los conductores usan cada vez más el cinturón de seguridad y han levantado el pie del acelerador. El responsable de la DGT aclaró que los ingresos podrían ser superiores, porque el importe de las sanciones permanece estable.

Tampoco contestó a la pregunta del diputado del Partido Popular, Federico Subirón, sobre si la cantidad recaudada se destinará a mejorar la seguridad vial, una cuestión que también promueve Convergencia i Unió.

Por último, Navarro rechazó las alabanzas lanzadas desde el Grupo Socialista, que le señaló casi como artífice único de la mejora de seguridad en las carreteras. «Agradézcanselo a los conductores y al propio Congreso, que en un periodo que difícilmente se repetirá, sacó adelante la pasada legislatura dos herramientas fundamentales, como son el carné por puntos y la reforma del Código Penal».

Comenta o Pregúntanos