VW Navarra recortará la producción

VW Navarra recortará la producción

image
La dirección de Volkswagen Navarra ha comunicado al comité de empresa un recorte de producción para este año de 6.750 coches, que deja el programa para 2008 en 261.275 unidades.

En una reunión mantenida el pasado viernes con la representación de los trabajadores, la dirección de Volkswagen Navarra informó de que en la semana 48ª se bajará la producción en torno a los 1.200 coches diarios.

Asimismo, señaló el comité de empresa en una nota informativa, las carrocerías del Polo que se están produciendo para la planta de Bruselas (54.000 unidades previstas para 2008) se reducirán en 1.250 hasta fin de año.

Volkswagen Navarra ya comunicó el pasado 3 de octubre al comité de empresa que no se consolidaba el aumento de producción en 6.000 unidades que se había anunciado en junio, lo que volvió a dejar el programa en 268.326 coches.

En aquella ocasión se trató de un aumento de producción acordado a mitad de año que finalmente no se consolidó, pero el recorte anunciado el viernes sí supone un descenso sobre la producción real prevista en la factoría.

La dirección, en la reunión de la pasada semana, expuso la situación general del sector, en la que la mayoría de las fábricas están en procesos de expedientes de regulación, suspensión o aplicación de medidas extraordinarias de flexibilidad, para paliar el descenso de pedidos, indica el comité de empresa en la nota.

Por ello, la dirección ha solicitado al comité de empresa que se afronte la situación y se evite cualquier medida excepcional, mientras que la representación social ha exigido “totales garantías” para los trabajadores durante lo que resta de año, “pase lo que pase”.

Por estos motivos, la dirección y los sindicatos UGT, CCOO y CGC alcanzaron un acuerdo para minimizar los efectos de este recorte de producción, que no fue suscrito por LAB y CGT.

El acuerdo entre Volkswagen Navarra y los sindicatos establece que los días 31 de octubre y 1 y 2 de diciembre no se trabaje, como constaba en el calendario general de 2008, por lo que se ha firmado un nuevo calendario laboral hasta final de año.

Además, se acordó que, tras la adecuación de las cargas al nuevo programa productivo, se acometan acciones encaminadas a minimizar los efectos del recorte sobre la plantilla, como planes de formación, rotaciones o reconocimientos médicos pendientes.

La empresa se compromete a asumir todos los costes laborales de posibles modificaciones de programa a la baja, hasta final de año.

Comenta o Pregúntanos