AIRPod MDI, el coche de aire comprimido

AIRPod MDI, el coche de aire comprimido

image
La compañía MDI (Moteur Development International) ha presentado en Ginebra el original AIRPod, un prototipo de coche con motor de aire comprimido capaz de no emitir ni un solo gramo de CO2. Se plantea, por tanto, otra alternativa de automóviles de cero emisiones.

Coches híbridos, eléctricos, impulsados por algún tipo de biocombustible o capaces de funcionar con gas natural se perfilan como algunas de las alternativas presentes y futuras de automóviles de bajos niveles de emisiones de CO2 o, de incluso, cero emisiones. Pues bien, el Salón del Automóvil de Ginebra ha sido el lugar elegido para la presentación de otra alternativa de la que se hablado relativamente poco y que, según sus máximos responsables, requiere menores costes de producción. Estamos hablando del prototipo AIRPod, un concept car con motor de aire comprimido desarrollado por la compañía MDI (Moteur Development International).

El AIRPod MDI es un vehículo de original diseño cuyo interior está preparado para acoger a dos pasajeros. Tiene tres ruedas y sólo pesa 220 kg. Dicen sus responsables que con el motor de aire comprimido el AIRPod ofrece una autonomía de entre 180 y 220 km y una velocidad máxima de 40 millas por hora (unos 64 km/h). Incorpora un depósito de aire comprimido realizado en fibra de carbono. Cuando se agota este aire comprimido, en sólo 90 segundos se rellena el depósito.

MDI también ha informado del desarrollo de otro prototipo, el OneFlowAir. Éste presenta un aspecto muy similar al Citroën Mehari, un descapotable de bajo coste que fabricó la marca francesa entre los años 1968 y 1988. En el caso del OneFlowAir, se trata de un descapotable también biplaza, en esta ocasión de cuatro ruedas. Para este automóvil, MDI ha elegido un sistema híbrido con un motor de aire comprimido y otro convencional (no especifica si es de gasolina o Diesel). El motor de aire comprimido del OneFlowAir ofrece una autonomía de unos 100 km, mientras que la autonomía total suma del motor de aire y el de combustión interna asciende hasta los 900 km.

Entre los próximos planes de MDI está el desarrollo de un monovolumen de seis asientos, el CityFlowAir, que al igual que el AIRPod y el OneFlowAir, tendrían unos muy bajos costes de fabricación.

Sobre este tipo de tecnología de motores de aire comprimido, MDI tiene hasta 50 patentes registradas a su nombre. Entre los deseos de esta emprendedora compañía está el que algún fabricante de automóviles pueda adoptar su tecnología en alguno de sus futuros coches. MDI estima que un automóvil con motor de aire comprimido podría lanzarse al mercado a un precio estimativo de unos 6.000 euros y, todo ello, sin emitir ni un solo gramo de CO2.

Comenta o Pregúntanos