Aprobado el ERE temporal de Renault

Aprobado el ERE temporal de Renault

image
La Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo e Inmigración ha aprobado la suspensión temporal de contratos de Renault, aunque ha reducido el número de jornadas de paro y el período de suspensión solicitado inicialmente por la empresa para aplicarlo.

La medida afectará a un máximo de 10.311 trabajadores de las factorías de Valladolid, Palencia y Sevilla, aunque la suspensión será de 50 jornadas para los trabajadores afectados de la factoría de carrocería y montaje de Valladolid, y de 24 para los de la factoría de motores de Valladolid y de los centros de Palencia y Sevilla, cuando la solicitud inicial conllevaba la suspensión de 60 y 30 jornadas, respectivamente.

La resolución dictada por el Ministerio, que será recurrida por los sindicatos al estar en desacuerdo con su aprobación, iguala la propuesta de resolución emitida por la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta de Castilla y León, como autoridad laboral encargada de la instrucción del expediente.

Se considera necesaria la medida para la adecuación de la producción de vehículos a la situación de demanda real de mercado y para garantizar la continuidad del proyecto empresarial, según el comunicado difundido hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En esta misma línea se ha expresado el portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien ha afirmado que “está claro” que existe causa para que Renault España plantee un ERE por la caída de ventas, aunque ha puntualizado que la propuesta de la empresa tenía que ser matizada.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León, De Santiago-Juárez ha explicado que el informe favorable de la Junta respecto al ERE planteado por la empresa ha rebajado los días en que los trabajadores quedarán en paro.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha subrayado que “todos los sectores y agentes implicados” en la situación de Renault “reconocieron que existía causa para el ERE por la caída de ventas a nivel internacional”, por lo que ha defendido el informe favorable de la Administración autonómica.

“No hemos aceptado el ERE en todos sus términos, la hemos matizado”, ha puntualizado De Santiago-Juárez, quien rechaza las críticas sindicales porque “en empresas proveedoras de Renault los sindicatos están aceptando expedientes de regulación similares”.

Dentro de un mercado mundial del automóvil en retroceso (-4,8 por ciento), el Grupo Renault registra una bajada de las ventas del 4,2 por ciento. La cuota de mercado se sitúa en el 3,6 por ciento. El Grupo continúa su crecimiento internacional con un aumento fuera de Europa del 1,5 por ciento, con un total de 873.798 vehículos vendidos, casi un 37 por ciento de las ventas del Grupo Renault en el mundo.

CCOO ha acusado al Gobierno central y a la Junta de Castilla y León de mantener una actitud de “complacencia” respecto de las multinacionales cuando se plantea un ERE.

CCOO considera que el ERE aprobado “deja a la empresa manos libres para plantear futuras medidas todavía más drásticas y, por tanto, más inaceptables para los trabajadores”.

Este sindicato cree que las administraciones no pueden mostrarse favorables ante un ERE que ha sido presentado “sin un plan de futuro para las plantas españolas, especialmente en las fábricas de Valladolid”.

En la misma línea se ha expresado UGT, cuyo portavoz en Renault, Pedro González, ha declarado a Efe que el Gobierno central y la Junta de Castilla y León “serán corresponsables del devenir de las plantas de esta compañía en España”, actualmente con un futuro “muy incierto” como consecuencia del ERE planteado.

Para UGT, las jornadas de paro que se plantean en el ERE “son excesivas y además no van acompañadas de un plan de viabilidad que asegure el futuro productivo”.

González ha insistido en que Renault ha incumplido el convenio colectivo, por lo que “es difícil volver a negociar con la dirección de la empresa”.

Comenta o Pregúntanos