Citroën no descarta un ERE

Citroën no descarta un ERE

image
El director del centro vigués PSA Peugeot Citroën, Pierre Ianni, ya no descarta que la fábrica pueda plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aunque éste sería “temporal” y se trataría del último recurso a utilizar para adecuar el volumen de producción al de ventas, dijo.

En declaraciones a los periodistas tras mantener un encuentro con el director general del Ministerio de Industria, Jesús Candil, el director de la factoría viguesa aseguró que pese a que, “por ahora, no está planteado ninguno (ERE)”, tampoco está descartado.

El ERE, dijo Ianni, es un recurso “como cualquier otro” al que habría que acudir y manifestó que tanto en febrero como marzo no se produciría, porque los calendarios de trabajos para esos dos meses ya están elaborados con los sindicatos.

En cuanto a la orden ministerial, publicada ayer en el BOE, por la que se destinan 800 millones de euros para el sector de la automoción, Ianni no quiso avanzar la cantidad económica exacta a la que aspira Citroën Vigo, aunque reconoció que para 2009 se aproxima “más o menos” a los 250 millones de euros, planteados desde la Xunta para todo el sector automovilístico.

Sobre la posibilidad de un ERE temporal en la planta automovilística viguesa, garantizó que, al menos, hasta marzo no se contempla, aunque recordó que los calendarios de trabajo de la fábrica, ahora se elaboran a corto plazo, porque la situación económica actual hace “imposible” hacer previsiones a largo plazo.

Con respecto al plan de competitividad que PSA Peugeot Citroën de Vigo está elaborando desde el pasado mes de diciembre y que presentará para acceder a esa orden ministerial de 800 millones de euros, Ianni evitó detallarlo porque, dijo, todavía no esta cerrado del todo.

No obstante, avanzó que dicho plan contempla objetivos para mejorar la competitividad de la planta y para implantar nuevas tecnologías, como la elaboración de coches híbridos y de bajas emisiones contaminantes.

El plan de competitividad es un documento plurianual elaborado conjuntamente con el resto de proveedores asociados al Clúster de Empresas de la Automoción Gallega (Ceaga).

Ianni aprovechó la presencia del representante del Ministerio de Industria para explicar que, si bien el Plan Revive está empezando a dar resultados a la hora de comprar coches, sigue siendo fundamental poner en marcha medidas urgentes que permitan al consumidor adquirir vehículos.

Según el director de la fábrica viguesa, la industria automovilística necesita medidas urgentes, ya que el plan industrial “nos va a permitir salir mejor de la crisis”, pero, insistió en que es una solución para el futuro, que pasa por producir y vender coches.

Por ello, reiteró la necesidad de que el consumidor recupere poder adquisitivo y la confianza en las instituciones financieras, para las que pidió que “empiecen a jugar su rol” que pasa por financiar.

Por su parte, Candil aseguró que el Ministerio de Industria no aceptará ningún expediente de regulación de empleo que no esté pactado con los sindicatos o que suponga la extinción de empleo y despidos definitivos en las factorías.

El director general del Ministerio de Industria explicó que la orden ministerial establece un plazo de veinte días para que las empresas automovilísticas presenten sus planes de competitividad.

Según los cálculos de Candil, en la segunda quincena de marzo las empresas que hayan concurrido conocerán cuántos recursos económicos recibirán para este 2009.

La visita de Candil sirvió, además, para mantener una comida de trabajo con los conselleiros de Trabajo, Economía e Industria, Ricardo Varela, José Ramón Fernández Antonio y Fernando Blanco y directivos de PSA Peugeot Citroen.

Comenta o Pregúntanos