Doblete de Brawn GP, Alonso sexto

Doblete de Brawn GP, Alonso sexto

image
Jenson Button ha logrado la segunda victoria de su carrera deportiva tras un caótico GP de Australia que acabó bajo el Safety Car. Barrichello completó el doblete de Brawn GP en una prueba donde Alonso finalmente fue sexto. Hamilton acabó cuarto, mientras que los Ferrari tuvieron que abandonar.

Última hora

El piloto de Toyota Jarno Trulli ha sido sancionado con 25 segundos ya que ha adelantado a Lewis Hamilton en el segundo periodo de Safety Car de la carrera. El italiano se salió de la pista perdiendo la posición con Hamilton, pero al volver a la pista, Trulli decidió adelantar al de McLaren, lo cual está prohibido. De esta forma, Trulli desciende a la duodécima plaza, dejando su lugar en el podio a Hamilton, y a Fernando Alonso quinto.

Comenzó el campeonato del mundo de F1 con una carrera caótica, en la que el único piloto que no sufrió contratiempos fue Jenson Button, quien acabó consiguiendo la segunda victoria de su carrera deportiva. Sin embargo el compañero de Button, Rubens Barrichello, tuvo muchos problemas, comenzando estos desde la salida. El brasileño estuvo a punto de calar el coche nada más apagarse los semáforos, perdiendo varias posiciones. Al llegar a la primera curva, Barrichello se llevaba por delante a Mark Webber, quien a su vez tocaba a Heidfeld. La carambola la completó Heikki Kovalainen, que destrozó la suspensión delantera derecha de su McLaren y tuvo que abandonar. Este barullo afectaba a Alonso, que tuvo que tomar la primera curva por la escapatoria para evitar el accidente. Otro dato interesante fue ver la salida de los Ferrari, únicos coches con KERS entre los primeros. Massa y Raikkonen no salieron mal, pero a partir de pasar los 100 primeros metros su rendimiento aumentó exponencialmente respecto a los que no montaban el sistema. Sin embargo, la corta recta de Albert Park evitó que los de Maranello progresaran.

Button fue poniendo tierra de por medio nada más comenzar, con Vettel aguantando el ritmo en la distancia y el resto de los pilotos muy pegados entre si. Así fue hasta la vuelta diez, cuando ambos Ferrari, que partieron con neumáticos blandos, comenzaron a perder ritmo. Kimi Raikkonen paró en boxes en la vuelta diez tras ser rebasado y tocado por Rubens Barrichello, mientras que Massa lo hizo dos vueltas más tarde, junto con Kubica. Vettel, que ya había perdido contacto con Button, paró en la vuelta 16, así como Nico Rosberg. El alemán de Williams salió con los neumáticos duros (que eran los medios en este GP), evidenciando los problemas que tuvieron casi todos los pilotos para calentarlos al ser adelantado por Kimi Raikkonen en la tercera curva del trazado australiano.

En la decimoctava vuelta aparecía por primera vez en la temporada el Safety Car debido al accidente de Kazuki Nakajima. El piloto japonés perdió la parte trasera de su Williams en plena aceleración sobre el piano de salida de la cuarta curva. Por suerte, este año la normativa del Safety Car ha cambiado, y gracias a eso Alonso se evitó un Stop & Go, ya que le tocaba repostar en ese momento. El piloto español tuvo que esperar en los garajes detrás de su compañero Nelson Piquet, quien estaba por delante de él desde el lío de la salida. Lo estaba haciendo bien el brasileño hasta que se relanzó la carrera, cuando se salió de la pista en la primera frenada tras perder el control del coche con los neumáticos fríos. Fernando Alonso logró pasar a Timo Glock, con quien mantendría una encarnizada lucha durante el resto de la carrera.

Tras este primer Safety Car la carrera entró en una fase de estabilidad que no se rompió hasta la llegada de las últimas paradas en boxes. Kubica fue el primero de los de arriba en parar después de una serie de vueltas rápidas que le habían acercado bastante a Vettel. El polaco iba a terminar la carrera con los neumáticos duros, mientras que Vettel, que también se había detenido, lo haría con los blandos. Las diferencias entre ambos se mantuvieron hasta que los neumáticos blandos de Vettel comenzaron a degradarse, con lo que Kubica se acercó al Red Bull en lo que iba a ser una gran lucha por la segunda plaza. Y decimos iba porque cuando Kubica trató de rebasar a Vettel, el alemán forzó todo lo posible para evitar perder su posición, y ambos acabaron tocándose. Los dos pilotos perdieron sus alerones delanteros, con lo que al tratar de tomar la siguiente curva, sus monoplazas no giraron lo suficiente y acabaron contra el muro. Con este incidente comprobamos que uno de los miedos de los pilotos se confirma, es muy sencillo perder el alerón delantero. Si bien el de Kubica se hubiese roto también con la normativa de 2008, el de Vettel se desprendió nada más tocar lateralmente el BMW del polaco. Este incidente provocó la entrada del Safety Car de nuevo, que solamente se retiró para que fuese Jenson Button y no él quien cruzase la meta en cabeza.

Quien estaba realizando una gran carrera hasta entonces era Nico Rosberg, pero el piloto de Williams comenzó a tener los mismos problemas que Vettel con los neumáticos, perdiendo posiciones con Barrichello, Trulli, Hamilton, Glock y Alonso, quienes llegaron en este orden a la meta tras el vencedor. Timo Glock, tras pasar muchas vueltas detrás de Fernando, había logrado adelantarlo en una maniobra con toque incluido que por suerte no pinchó el neumático trasero izquierdo del español. Mención especial requiere Lewis Hamilton, que con un coche nada competitivo fue remontando desde las profundidades de la parrilla gracias a un gran ritmo y una muy buena estrategia que le permitió ganar posiciones al principio con los neumáticos blandos y al final con los duros. Tras Alonso, y después del incidente entre Vettel y Kubica, acabaron Rosberg y Buemi, que sumó un punto en su debut en la F1.

Fuera de todas estas peleas estaban ya los dos Ferrari. Tras una carrera en la que había ido de más a menos, Massa ha tenido que abandonar la carrera a falta de doce vueltas con problemas mecánicos. Por su parte, el finlandés Kimi Raikkonen, que venció en Albert Park en 2007, también se bajaba del F60 antes de tiempo, cuando tan solo quedaban tres giros, y ocupaba una paupérrima decimoquinta plaza. Kimi estaba realizando una buena carrera hasta que una salida de pista a falta de quince vueltas para el final le hizo perder el alerón delantero tras golpear su coche con fuerza contra el muro. El ex-campeón mundial trató de continuar en la carrera, pero los desperfectos que sufría su monoplaza le acabaron llevando al abandono.

Las notas de AUTOSPORT.ES

Sobresaliente
Brawn GP: Button dominó de principio a fin, y Barrichello, pese a meterse en bastantes líos, acabó segundo. Si siguen así, se llevarán el mundial de calle.
Notable
Lewis Hamilton: No tiene coche, pero uno de los mejores pilotos de la parrilla y lo ha demostrado. La estrategia de McLaren le ayudó.
Toyota: Salieron desde el pit lane y acabaron tercero y quinto.
Suficiente
Fernando Alonso: Más que Fernando, el suficiente es para Renault. Pese a marcar la pauta en varios test invernales, en Melbourne no han tenido ritmo. Fernando se ha visto afectado por el lío de la salida, y luego ha escalado posiciones gracias a los problemas de otros. Los franceses tienen que mejorar.
Suspenso
Ferrari: Ni velocidad ni fiabilidad. En Maranello tienen que ponerse las pilas.
Clasificación del GP de Australia

1º Jenson Button – Brawn GP – 58 vueltas
2º Rubens Barrichello – Brawn GP – +0,8 seg.
3º Jarno Trulli – Toyota – +1,6 seg. SANCIONADO CON 25 SEGUNDOS
4º Lewis Hamilton – McLaren Mercedes – +2,9 seg.
5º Timo Glock – Toyota – +4,4 seg.
6º Fernando Alonso – Renault – +4,8seg.
7º Nico Rosberg – Williams Toyota – +5,7 seg.
8º Sebastian Buemi – Toro Rosso – +6,0 seg.
9º Sebastien Bourdais – Toro Rosso – +6,3 seg.
Vuelta rápida Nico Rosberg (Williams Toyota) – 1:27.706 – Vuelta 48.

Comenta o Pregúntanos