El Plan VIVE se podría agotar en julio

El Plan VIVE se podría agotar en julio

image
El Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico), puesto en marcha por el Gobierno para fomentar la renovación del parque automovilístico español, ha contabilizado un total de 14.319 operaciones hasta mediados de febrero, según ha informado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, señaló, tras reunirse ayer con el director de la planta de PSA en Vigo, Pierre Ianni, que entre el 19 de enero y la actualidad, el Plan VIVE contabilizó 11.444 operaciones, lo que está “muy por encima del ritmo esperado de 5.000 operaciones al mes”. Así, destacó que el Plan VIVE está empezando a funcionar “por encima de las expectativas”, ya que durante el último mes se acogieron a este programa más del doble de las operaciones previstas.

Tras reiterar que el Plan VIVE es el instrumento por el que ha optado el Gobierno para reactivar la demanda de automóviles, aventuró que la dotación de este programa (1.200 millones de euros) podría agotarse el próximo mes de julio de mantenerse el ritmo de crecimiento. Por ello, animó a los consumidores a beneficiarse del mismo “lo antes posible”.

Los datos facilitados por Industria ponen de manifiesto que durante las dos primeras semanas del presente mes se acogieron a este Plan 5.283 operaciones, lo que representa aproximadamente el 20 por ciento de los automóviles matriculados en España en esa quincena.

Desde el Ministerio señalaron que estos datos “confirman la buena aceptación entre quienes desean adquirir un coche” que ha tenido el Plan tras las modificaciones introducidas por el Gobierno el pasado mes de noviembre.

Por Comunidades Autónomas, Andalucía fue la que más operaciones del VIVE registró, con 2.381 acciones, seguida de Cataluña, con 1.741 operaciones, de Madrid, con 1.516, de Galicia, con 1.418, y de Castilla y León, con 1.266 personas que se acogieron a esta iniciativa.

El Plan VIVE facilita financiación para sustituir vehículos de más de diez años de antigüedad o de más de 250 kilómetros por automóviles nuevos o usados con una antigüedad inferior a cinco años. A través del programa, se conceden préstamos sin intereses para los primeros 10.000 euros destinados a financiar coches con un precio no superior a 30.000 euros, mientras el plazo de amortización se sitúa en cinco años, incluido uno de carencia de principal.

El programa, que incluye a los vehículos comerciales que emitan menos de 160 gramos de CO2 por kilómetro, está condicionado a la adquisición de un coche con emisiones de CO2 inferiores a 120 gramos por kilómetro o con emisiones de hasta 140 gramos con kilómetro y con determinados equipamientos de seguridad o medioambientales.

Comenta o Pregúntanos