España, premiada por su baja siniestralidad

España, premiada por su baja siniestralidad

El Consejo Europeo para la Seguridad en el Transporte (ETSC) ha premiado a España y Letonia por sus logros en la reducción de la cifra de muertes en accidentes de tráfico en 2008, hasta un 43 por ciento frente a las cifras registradas en 2001.

España es el cuarto país europeo que más ha progresado en ese periodo, al pasar de 134 muertos en las carreteras por millón de habitantes en 2001, a 68 muertos por millón de habitantes en 2008, según un informe presentado por el ETSC.

‘Esas cifras mejoran la media europea, que se situó en 79 muertes por cada millón de habitantes’ en 2008 en relación con 2001, ha indicado en Bruselas el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, tras la ceremonia de entrega del galardón.

Según el estudio, en las carreteras europeas murieron alrededor de 39.000 personas en 2008, 15.400 menos que en 2001, aunque esa cifra aún queda ‘lejos’ de la reducción del 50 por ciento de la mortalidad respecto a 2001 que la UE se ha marcado para 2010 (un máximo de 27.000 muertes por accidentes de tráfico), advirtió el ETSC.

Cada año, este organismo premia a un estado europeo por sus avances en materia de seguridad vial, y en esta ocasión ha decidido reconocer los logros de España, que no obstante ha quedado en la clasificación de países que más han mejorado por detrás de Luxemburgo (que ha reducido la mortalidad un 49 por ciento), Francia (48 por ciento) y Portugal (47 por ciento) , que ya fueron galardonados en años anteriores.

‘Todavía estamos lejos de Suecia, Holanda y Reino Unido’, ha indicado Zambrana, en referencia a los países más seguros de la Unión Europea (UE), aunque mostró su confianza en que España logrará los objetivos europeos para 2010 ‘si seguimos así’.

A su juicio, el ‘conjunto de políticas de seguridad vial’ emprendidas por las autoridades españolas ha contribuido a la progresión en este ámbito de España, ‘uno de los países más rezagados’ hace diez años, según el ETSC.

Para Zambrana, lo más determinante ha sido el ‘cambio colectivo de mentalidad’ en los ciudadanos con la ayuda de diferentes medidas emprendidas desde el Gobierno y el Parlamento, como las modificaciones llevadas a cabo en el código penal o en el procedimiento sancionador, o la introducción en 2006 del carné por puntos.

Además, indicó que hay actualmente unos 800 radares en la red española de carreteras que ascenderán a 2.000 en 2012, que se ha incrementado el uso del cinturón de seguridad y del casco, y que habrá 2.000 agentes más de la Guardia Civil en las carreteras para 2012.

‘Una medida lleva a la siguiente’, ha destacado por su parte el director general de Tráfico, Pere Navarro, que ha admitido que aún hay asignaturas pendientes como los accidentes ‘in itinere’, los que se producen de camino o de vuelta del lugar de trabajo.

Navarro ha asegurado que España analiza las mejores prácticas de otros estados miembros de cara a concretar el próximo plan estratégico 2010-2015, y que estudia cómo progresar en áreas como la seguridad de los motociclistas o la reducción de las tasas de alcoholemia al volante.

Comenta o Pregúntanos