F1: Previo del GP de Brasil de 2009

F1: Previo del GP de Brasil de 2009

El GP de Brasil será la única carrera que se dispute en suelo americano esta temporada, y como viene siendo habitual, puede ser el escenario de la resolución de los títulos de pilotos y de constructores. Para ello, Jenson Button debe acabar en el podio, mientras que a Brawn GP le vale con sumar medio punto.

Feo, antiguo, bacheado y en algunos puntos peligroso, pero muy espectacular. Así es el circuito de Interlagos, que alberga desde hace unos cuantos años ya el GP de Brasil. Además, el trazado carioca, desde que fue trasladado a la parte final del calendario en 2004, ha visto en cuatro ocasiones consecutivas (desde 2005 en adelante) como el piloto campeón se coronaba aquí. Y eso es precisamente lo que puede suceder el domingo. Si Jenson Button acaba en el podio, será campeón independientemente de lo que hagan Barrichello y Vettel. El favorito de la afición, Rubens Barrichello, necesita ganar una carrera donde nunca ha tenido suerte y que su compañero quede como mucho en cuarto lugar para llegar a Abu Dhabi con opciones. En caso de acabar segundo, Button no podría quedar mejor que sexto. Si Rubens es tercero, Button debería ser octavo, mientras que si el brasileño acaba cuarto, Jenson no debe puntuar. Quinto o peor, deja a Barrichello fuera de la lucha. El caso de Vettel es más sencillo. Tiene que quedar primero o segundo para llegar a la carrera final con opciones de título. Si gana, Button no debe pasar del sexto puesto, y si queda segundo, Button debe ser octavo o peor.

De las cuatro carreras en las que el título se ha decidido en Brasil, la de 2008 fue la más espectacular. Massa necesitaba ganar y que Hamilton fuese sexto como mucho para hacerse con el título. A pocas vueltas del final, la lluvia hizo acto de presencia en Interlagos. Massa tenía la carrera ganada, pero Hamilton salió de su último pit stop quinto, con Vettel pegado a su caja de cambios. A dos vueltas para el final, Vettel adelantó a Hamilton, dejándolo sexto. Massa cruzó la meta y en esos instantes acariciaba el mundial, pero en la última curva Lewis Hamilton logró adelantar a un Timo Glock que se había arriesgado a seguir con neumáticos de seco bajo el diluvio logrando su primer campeonato mundial. En Brasil muchos culparon a Glock de favorecer a Hamilton, pero nada más lejos de la realidad.
Interlagos

El corto trazado brasileño comienza con la S de Senna, una primera curva de izquierdas en bajada donde se ven la mayoría de los adelantamientos y que enlaza con otra curva de derechas y una larga de izquierdas llamada Curva do Sol. Ojo a esta zona si llueve, ya que se suelen formar ríos que causan muchos problemas a los pilotos. Tras esto, una larga recta da a los pilotos otra buena oportunidad de adelantamiento en Descida do Lago, una curva de izquierdas y de tercera velocidad y de doble vértice tras la cual el trazado vuelve a subir.

Dentro de esta subida está Ferradura, una doble de derechas donde es fundamental entrar bien para no perder la línea en el resto del viraje. Al terminarla, frenada fuerte para la curva Laranja, de segunda marcha y de derechas, tras la cual se encuentra Pinheirinho, cuya entrada es en bajada y su salida en subida. De nuevo otra curva lenta de derechas tras la cual los pilotos se enfrentan a Mergulho, un viraje rapidísimo de izquierdas y en bajada que ha perdido dificultad con la evolución de los monoplazas. Tras ella, llega Junçao, de izquierdas y muy importante, ya que es vital salir bien de ella para alcanzar la máxima velocidad en la larga recta de meta, cuyo comienzo además es en subida.

Comenta o Pregúntanos