La asistencia a autoescuelas, en picado

La asistencia a autoescuelas, en picado

El número de alumnos que se matriculan en las autoescuelas ha caído alrededor de un 75 por ciento en un año como consecuencia de la crisis económica, según advirtió el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, durante la presentación del estudio ‘Los conductores españoles y la formación en las autoescuelas’.

La CNAE asegura que los datos de matriculaciones en autoescuelas ‘son muy preocupantes’, sobre todo en Andalucía y provincias del noroeste de la península, donde la cifra de matriculaciones ha descendido hasta un 80 por ciento, debido a que los alumnos no pueden afrontar el gasto de las clases.

En este sentido, el presidente de la CNAE indicó que hay alumnos con el carné teórico de conducir aprobado que ‘han paralizado las clases prácticas’ porque no pueden pagarlas, y a los que se les va a caducar el aprobado en el examen teórico, ya que hay un máximo de tiempo de dos años para presentarse al práctico después de superar la prueba teórica.

Además, Báez se mostró convencido de que la situación ‘va a peor’ porque ‘el número de parados es el que es’ y los alumnos no pueden afrontar el gasto que supone sacarse el carné de conducir. En este sentido, el presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), Luis Montoro, señaló que habrá que estudiar si esta reducción de alumnos tiene como consecuencia ‘más personas conduciendo sin carné’.

Asimismo, Montoro indicó que otro de los efectos de la crisis puede ser que los futuros conductores den menos clases para ahorrar dinero, en perjuicio de la seguridad vial. A pesar de esta disminución de matriculaciones en autoescuelas, el 57 por ciento de los conductores españoles ve fundamental potenciar y mejorar la educación y formación de los conductores para evitar accidentes, según el estudio.

Más educación vial, menos accidentes de tráfico La educación es la medida considerada más eficaz para reducir accidentes de tráfico para los españoles por delante de la mejora de las carreteras (38 por ciento), poner más policía y radares (16 por ciento), mejorar los vehículos (7,7 por ciento), beber menos alcohol (5,9 por ciento) o conducir más respetuosamente (4,8 por ciento).
Ley Omnibus

Por otro lado, el 88 por ciento de los conductores españoles está en contra de que cualquier persona pueda dar clases teóricas para obtener el carné, tal como recoge el proyecto de Ley Omnibus, actualmente en trámite parlamentario. El presidente de CNAE afirmó que ha contactado con algunos grupos parlamentarios para intentar enmendar ese proyecto, y evitar que otras empresas, sin necesidad de ser autoescuelas, puedan dar clases para el examen teórico.

‘Si esa ley sale adelante tal y como el Gobierno pretende, va a afectar a muchos sectores, entre ellos el nuestro, que puede ser que, en un momento de crisis como el que estamos, de los 37.000 puestos de trabajo que tenemos desaparezcan de golpe 20.000 puestos’, afirmó Báez, quien señaló además que el hecho de que profesores sin la debida cualificación den clases puede ir en perjuicio de la seguridad vial.

Por su parte, Montoro destacó que el 80 por ciento de los conductores consideran ‘fundamental’ para su educación vial haber pasado por una autoescuela, siendo los jóvenes de 15 a 24 años y las personas de 35 a 44 años, los tramos de edad que más valoran este tipo de centros. De hecho, dan a la formación de las autoescuelas un 7,8 sobre diez y el 83 por ciento opina que habría más accidentes de circulación si no existieran las autoescuelas.

Preguntados por los lugares dónde han aprendido seguridad vial, los conductores sitúan a las autoescuelas en primer lugar (85,2 por ciento), seguido de las campañas de seguridad vial (48,1 por ciento), la familia y amigos (36,9 por ciento), medios de comunicación (35,2 por ciento) y, en último lugar, los colegios (12,3 por ciento), lo que Montoro consideró ‘preocupante’.
El precio, lo menos valorado

Respecto a los aspectos de las autoescuelas, lo que más valoran los conductores son los profesores en prácticas (84 por ciento), seguido de la flexibilidad horaria (80,3 por ciento), y lo que menos valoran el precio, sólo un 35,9 por ciento está satisfecho. Sobre este último punto, el presidente de la CNAE aseguró que ‘hay una competencia feroz’ en el sector, en donde ‘se regalan muchísimas cosas, en donde no se cobran matrículas y las teóricas se cobran baratas’.

Por último, la directora general de la Asociación para el estudio de la lesión medular espinal (Aesleme), Mar Cogollos, abogó por dejar de poner en práctica ‘medidas a corto plazo’ para mejorar la seguridad vial y apostar por ‘medidas en las que los resultados se ven a largo plazo’, como la educación. Así, indicó que introducir la educación en seguridad vial en los colegios ‘es una asignatura pendiente que no ha resuelto Educación para la Ciudadanía’.

Comenta o Pregúntanos