La FIA y la FOTA acercan posturas: la solución final esta muy cerca

La FIA y la FOTA acercan posturas: la solución final esta muy cerca

image
¿Alguien dudaba de que sería así? Nos hemos cansado de publicar y comentar que todo este espectáculo dantesco FIA-FOM-FOTA acabaría con una solución in-extremis, y ahora mismo parece que vamos a acertar de lleno. Hoy se cierran las inscripciones para el mundial 2010 de la F1, y casualmente la FOTA ha acercado muchísimo su postura hasta lo propuesto por Mosley y sus chicos.

Ya sabéis que yo soy partidario de los topes presupuestarios, aunque también me ha quedado claro que muchos de nuestros seguidores no lo son. En todo caso, todos compartíamos el deseo de seguir viendo F1 de calidad y olvidarnos de las batallas sin sentido. Y digo sin sentido porque desde un buen principio ya dije en claro que la solución pasaba por dos puntos: que retiraran el campeonato a dos niveles, y que negociaran un tope presupuestario más alto que 44 millones de euros.

¡Sorpresa!, a horas del cierre de las inscripciones, la FOTA, tras lograr que la FIA eliminara hace semanas lo de los dos reglamentos paralelos en la F1, ahora le propone a la FIA pactar un tope presupuestario de 100 millones de euros para 2010, y otro de 44 millones de euros para 2011 y en adelante.

De esta manera, el proceso de recorte presupuestario podría ser llevado a cabo de una manera suave y progresiva, pudiéndose adaptar los equipos al mismo poco a poco. Te recuerdo además que los contratos de los pilotos y de los directivos e ingenieros jefes está fuera de este presupuesto (lease el salario de personas como Adrian Newey, por ejemplo).

Además de esto, y en deferencia a la FIA, los equipos de la FOTA se comprometen a dar soporte técnico a los (supuestos) tres nuevos equipos que entrarán en la F1 este año, vendiéndoles tecnología, y ayudándoles en aspectos de logística. En todo caso, descartan la venta de “coches cliente” a terceros equipos (Prodrive no tendrá McLaren usado como coche…)

En todo caso, la FOTA está tratando de dar un poco de maquillaje a sus decisiones, para no quedar como la parte vencida ante los medios de prensa, tras presentar tanta batalla. Para ello propone que el tope presupuestario no sea “una medida reglamentaria”, sino un compromiso por parte de los equipos, controlado por la FIA a través de auditoría. Digamos que con ello tratan de evitar sanciones deportivas a los equipos si estos superan la cifra puntualmente.

A lo largo del día se espera que todo esto acabe por ser firmado, los equipos se inscriban en la temporada 2010, y nos olvidemos de una vez por todas del problema.

Lo que más me enerva, a nivel personal, es ver cómo hemos estado dando vueltas al mismo tema las últimas semanas, con posturas de cara a la galería muy distantes, cuando desde un buen principio se veía claro que esto era un simple tira y afloja por ver hasta que punto se podía subir el tope presupuestario impuesto por la FIA. Lo único que han conseguido en el proceso es deteriorar la imagen del campeonato y poner muy nerviosos a varios de los patrocinadores de los equipos y los representantes de los pilotos (y esto me consta de primera mano).

Ahora solo nos queda esperar a la foto para la prensa de un Mosley con una sonrisa falsa, dándole la mano a otro sonriente Briatore como comandante en jefe de la FOTA. Nos contarán que no hay vencedores ni vencidos, que la que gana es la F1 y el espectáculo. ¿Será así de verdad?

Comenta o Pregúntanos