Las victorias decidirán el campeón

Las victorias decidirán el campeón

image
La FIA ha hecho público un comunicado donde anuncia una serie de cambios importantes en la F1, algunos vigentes desde ya mismo. El más inmediato e importante, es que el Campeón del Mundo de 2009 lo decidirá el número de victorias, y no los puntos conseguidos.

Intrusismo. Es la palabra más adecuada para definir las nuevas medidas que ha adoptado la FIA y que regirán la máxima competición automovilística. Algunas de estas normas entrarán en vigor desde ya mismo, mientras que otras lo harán en 2010. Desde aquí vamos a intentar explicar todos los cambios que se avecinan, tanto deportivos como políticos, y cómo afectarán estos al desarrollo de la competición y al futuro de los equipos en el campeonato.

Temporada 2009

El cambio que más revuelo ha levantado, con razón, es el sistema de puntuación. Haciendo oídos sordos a la propuesta de la FOTA de modificar las puntuaciones para incentivar las victorias, la FIA ha decidido que el Campeón del Mundo de 2009 sea el piloto que más victorias obtenga. Solamente en caso de empate a victorias, se tendrán en cuenta los puntos logrados durante el año, que se repartirán de la misma forma que hasta ahora. El resto de posiciones del mundial, si que dependerán de los puntos logrados, al igual que el campeonato de constructores.

De esta forma se puede dar el caso de que el piloto campeón tenga la mitad de puntos que el subcampeón. Es cierto que había que incentivar a los pilotos para que lucharan por las victorias, pero no a costa de perder otros valores como la regularidad o la inteligencia de los pilotos para leer las carreras. En este sentido, la propuesta de la FOTA de otorgar 12 puntos por victoria era mucho más coherente, como también lo era el sistema vigente hasta 2002 que repartía puntos entre los 6 primeros con el baremo 10-6-4-3-2-1 (sistema que modificó la FIA para evitar que en una temporada de dominio, el campeonato quedase resuelto en verano, que es justo lo que puede ocurrir con el sistema de campeón por victorias).

Otra de las modificaciones que afecta a esta temporada, es que se permitirán tres sesiones de test entre la última carrera y el 31 de diciembre. En estas sesiones, los equipos solamente podrán montar en los monoplazas a pilotos que no hayan disputado más de dos GP en los 24 meses anteriores, o que no hubiesen realizado cuatro sesiones de test en ese mismo periodo. Los pilotos probadores de la mayoría de los equipos se encuentran en esta situación, con lo que esta medida está orientada a dar oportunidades a jóvenes valores.

Volviendo al plano meramente deportivo, tras la sesión de calificación se publicarán las cargas de combustible de cada monoplaza. Esta medida clarifica las carreras, pero por otra parte les resta incertidumbre. Además, los pilotos deberán estar disponibles para la prensa tras ser eliminados en la calificación o abandonen una carrera, y en la jornada de los viernes, tras los entrenamientos libres, deberán firmar autógrafos en los circuitos. Por otra parte, cada equipo debe tener un portavoz que atienda a los medios de comunicación durante las carreras.

Temporada 2010

Quizás como respuesta a la negativa de los equipos a aceptar un presupuesto tope de 50 millones de euros al año, la FIA ha optado por sacarse de la manga una norma curiosa de difícil cumplimiento. Presupuesto de 33 millones de euros al año voluntario. Dentro de este presupuesto entran todos los gastos del equipo, sueldos de los pilotos incluidos, salvo lo destinado a los motorhomes y las posibles multas de la FIA.

Aquellos equipos que se adhieran a este presupuesto, tendrán ventajas como una aerodinámica más eficiente, que será estándar, un motor sin límite de revoluciones y con su desarrollo descongelado, y alerones móviles. Los equipos que no quieran saber nada de esta medida, tendrán que seguir cumpliendo la normativa vigente como mínimo hasta 2012, que es lo que se acordó en un principio. Esta medida busca la captación de nuevos equipos, aunque su aplicación es bastante complicada, ya que por mucho control que quiera ejercer la FIA… hecha la ley, hecha la trampa que dicen.

La FIA ha causado un auténtico terremoto con estas decisiones, asumiendo un exceso de protagonismo que no favorece en nada al deporte. Y esto no es algo nuevo. Las medidas propuestas por la FOTA, que está formada por gente que está metida dentro de la competición, eran bastante más coherentes. Y es que en muchas ocasiones da la sensación de que quien aprueba las normas, de carreras no entiende mucho.

Comenta o Pregúntanos