Opel, sin futuro, si sigue con GM

Opel, sin futuro, si sigue con GM

El fabricante europeo de automóviles Opel carece de futuro alguno y amenaza con desaparecer si permanece en manos de su actual casa matriz, el consorcio estadounidense General Motors (GM).

Esto se desprende de un estudio del profesor Ferdinand Dudenhöffer, de la Universidad Técnica de Duisburg-Essen, quien considera que, si Opel no se libera de General Motors, se verá abocado a la insolvencia y el cierre paulatino de sus plantas o sufrirá ‘una muerte lenta de su marca y de sus fábricas’.

El análisis del experto alemán en la industria del automóvil señala que la declaración de insolvencia ha descargado de gastos a General Motors, pero debilitado profundamente la marca.

Asimismo subraya que la venta del Opel al grupo austríaco-canadiense Magna, que defienden el gobierno alemán y los de los cuatros estados federados germanos con plantas del fabricante europeo, conlleva menores riesgos para la casa matriz y su filial en Europa.

Dudenhöffer considera que la opción de la venta de Opel a Magna beneficiaría tanto al fabricante europeo como a su casa matriz, ya que abriría a ambos el mercado automovilístico de Rusia.

En ese sentido recuerda que, aunque el banco ruso Sberbank y el fabricante también ruso Gaz participarían en la oferta que encabeza Magna, General Motors continuaría manteniendo en su poder el 35 por ciento del capital de Opel.

‘A GM le irán mejor las cosas si se concentra en su importante mercado estadounidense y en el mercado de futuro chino y quita los dedos de una aventura europea’, afirma el experto en el estudio, filtrado por la agencia alemana DPA.

Tras subrayar que tras el proceso de insolvencia GM continuará siendo ‘una empresa muy débil’, Dudenhöffer explica que la participación del consorcio estadounidense en su mercado nacional ha caído del 35,2 por ciento en 1990 a un 19,5 por ciento en la actualidad.

General Motors, con una participación inferior al 18 por ciento en el mercado estadounidense, cederá según él en 2010 el puesto de líder ocupado hasta ahora por el fabricante japonés Toyota.

El profesor universitario explica también que General Motors carece de modelos de automóviles nuevos e innovadores y que la distribución se ha visto sumamente debilitada tras despedir a más de 2.400 comerciales.

Califica de totalmente fracasado el proyecto de GM de vender automóviles a través de la plataforma de internet de Ebay y comenta que en la primera semana de setiembre solo han logrado vender por esa vía ‘la irrisoria cantidad de 50 vehículos’, mientras en todo EEUU se vendieron 200.000 automóviles de distintas marcas.

Comenta o Pregúntanos