Plan Moto-E: las motos serán más baratas

Plan Moto-E: las motos serán más baratas

El coste de las motocicletas se reducirá hasta un máximo del 30 por ciento con la entrada en vigor del Plan Moto-E, que contempla ayudas para la adquisición de motos y ciclomotores por un importe de entre 225 y 750 euros, más la aportación que quieran realizar las comunidades autónomas.

Según la Asociación Nacional de Empresas de Dos Ruedas (Anesdor), este tipo de iniciativa ha mostrado resultados prometedores en el sector del automóvil, por lo que puede servir para reactivar la industria de las dos ruedas, que atraviesa una grave crisis.

Anesdor ha decidido sumarse al Plan Moto-E con la esperanza de que el sector, del que dependen 30.000 empleos directos e indirectos, pueda rebajar las ‘enormes caídas’ de ventas, que se sitúan en el entorno del 50 por ciento en el primer semestre.

El secretario general de Anesdor, José María Riaño, manifestó su esperanza en el nuevo plan de ayudas para motos, y confió en que sirva para atraer a los clientes a los concesionarios: ‘Muchas empresas españolas del sector están atravesando momentos muy delicados, algunas de ellas tiene en marcha un ERE temporal del que dependen muchos empleos, sin contar los concesionarios y pequeños talleres que tan tenido que cerrar’, lamentó Riaño.

El Plan Moto-E, consistente en ayudas para la adquisición de motocicletas y ciclomotores por un importe máximo de 750 euros, estará en vigor desde el 9 de julio de 2009 hasta el 30 de junio de 2010 o hasta el agotamiento de los fondos.

El Plan Moto-E, dotado con un presupuesto de nueve millones de euros, está dividido en tres tramos y condicionado a que los fabricantes e importadores realicen su propia aportación. Además, se establece un límite en el precio de 9.500 euros y será necesario achatarrar una motocicleta o ciclomotor, con determinados requisitos de antigüedad.
Ayudas para la compra de ciclomotores

Para los ciclomotores (de hasta 50 centímetros cúbicos) las ayudas sumarán 225 euros, de los que 75 serán aportados por el Gobierno y los 150 euros restantes, por las marcas.
Ayudas para la compra de motocicletas

En el caso de las motocicletas de hasta 250 centímetros cúbicos, la ayuda asciende a 525 euros, 175 del Gobierno y el resto, del fabricante o importador.

El máximo de las ayudas se sitúa en 750 euros, para motocicletas de más de 250 centímetros cúbicos. En este caso, el Gobierno aportará 250 euros, y el fabricante o importador deberá contribuir con los 500 euros restantes. Además, las comunidades autónomas podrán añadir sus propias aportaciones a estas cantidades.

El Plan nace con el objetivo de incentivar la adquisición de ciclomotores y motocicletas, mantener el empleo en el sector de las dos ruedas y estimular la sustitución de los vehículos antiguos por otros menos contaminantes, en un momento en el que el sector de motos y ciclomotores se ha visto ‘seriamente afectado’ por la situación desfavorable de la industria automovilística.
¿Quién puede acogerse al Plan Moto-E?

Podrán acogerse al programa de ayudas para la adquisición de motos particulares, autónomos y pymes que adquieran un ciclomotor o una motocicleta nuevos, con un precio máximo de 9.500 euros, sin incluir el IVA y el Impuesto de Matriculación.

Los ciclomotores y motocicletas de hasta 250 centímetros cúbicos que se entreguen para el achatarramiento deberán tener una antigüedad mínima de cinco años o más, mientras que las motos con una cilindrada superior a más de 250 centímetros cúbicos tendrán que tener más de siete años.

Quedan excluidos los vehículos de segunda mano y las motocicletas de más de 100 caballos de potencia, con una relación entre potencia y peso igual o superior a 0,66.

La gestión de las ayudas se realizará mediante una entidad colaboradora y la solicitud de las mismas se efectuará a través de los concesionarios, que adelantarán las subvenciones y posteriormente recuperarán el importe mediante pagos quincenales.

Comenta o Pregúntanos