Škoda Octavia GreenLine

Škoda Octavia GreenLine

image
El Škoda Octavia GreenLine es la versión de menor consumo de la gama Octavia. Estará a la venta en junio de 2009. Llevará el nuevo motor Diesel 1.6 TDI de 105 CV con filtro de partículas («DPF») del Grupo Volkswagen.

Es el mismo motor que tendrá la segunda generación del SEAT León ECOMOTIVE, que derivará del prototipo SEAT León ECOMOTIVE Concept (más información del primer SEAT León ECOMOTIVE, que todavía está a la venta).

Esta versión del Octavia tendrá un consumo medio homologado de 4,4 l/100 km (que equivale a 116 gr/km de CO2). Actualmente no hay ninguna berlina de menos de 4,40 m que gaste menos que el Octavia GreenLine (cuya longitud es 4,57 m), aunque sí hay varios modelos de similares características con consumos de entre 4,4 y 4,9 l/100 km.

El Renault Mégane Sedan con el motor 1.5 dCi 85, gasta lo mismo que el Octavia GreenLine (4,4 l/100 km), seguido del Volvo S40 con el motor 1.6D de 109 CV (4,5 l/100 km). Por detrás están modelos como el Ford Focus Sedán con el motor 1.6 TDCi de 90 ó 109 CV (4,5 l/100 km en ambos casos), el Volkswagen Jetta Bluemotion (4,6 l/100 km) o la versión 318d de 143 CV del BMW Serie 3 (4,7 l/100 km).

Škoda Octavia GreenLine. Modelo 2009.Con consumos de 4,9 l/100 km están el Renault Laguna con el motor 1.5 dCi 110 CV, el Peugeot 407 con el motor 1.6 HDi 110 CV y el Volkswagen Passat Bluemotion, que lleva el motor 2.0 TDI de 110 CV (listado de turismos de entre 4,40 y 4,80 m con motor Diesel ordenado por consumo).

Hasta que llegue al mercado la versión GreenLine, el Octavia que menos consume es el que tiene el motor 1.9 TDI de 105 CV (ficha técnica). También gasta 4,9 l/100 km.

El motor 1.6 TDI de 105 CV del Octavia GreenLine es un cuatro cilindros de inyección directa por conducto común con filtro de partículas («DPF»). Además de esta versión del Octavia y el futuro León ECOMOTIVE, lo llevará el Volkswagen Golf Bluemotion.

Para contribuir a su bajo consumo, Škoda ha modificado ciertos elementos del Octavia GreenLine respecto al resto de la gama. Así, ha mejorado la aerodinámica de la carrocería, tanto en su parte exterior como en los bajos, y ha reducido el peso del vehículo (la marca checa no ha especificado ni cuánto ni cómo lo ha logrado).

La versión GreenLine lleva llantas de aleación de cinco radios montadas en neumáticos Michelin de baja resistencia a la rodadura (que, además, van a un 15% más de presión que los del resto de modelos de la gama) y un cambio manual de cinco relaciones con los desarrollos más largos que el Octavia 1.9 TDI de 105 CV, el único que lleva una caja manual de cinco marchas.

Škoda Octavia GreenLine. Modelo 2009.A diferencia del León ECOMOTIVE Concept y de otros prototipos de bajo consumo del Grupo Volkswagen como el Polo Bluemotion, el Octavia GreenLine no tiene un sistema de arranque y parada automática del motor. De momento, Škoda no ha concretado el equipamiento que tendrá.

El Octavia GreenLine será el tercer modelo de Škoda con varias medidas destinadas a reducir el consumo, después del Fabia GreenLine y el Superb GreenLine.

Comenta o Pregúntanos