Volkswagen E-Up! Concept

Volkswagen E-Up! Concept

El E-Up! Concept es un turismo de tres puertas que mide 3,19 m de longitud. En 2013, Volkswagen tiene previsto lanzar un modelo basado en este prototipo. Desde 2011 Volkswagen comercializará una nueva gama de modelos de pequeño tamaño que tendrán similitudes con los prototipos de la serie Up (up!, Space up! y Space up! Blue).

El habitáculo tiene tres plazas para adultos y una cuarta poco aprovechable (disposición 3+1). La carrocería de tres puertas mide 3,19 m de longitud, 1,64 m de anchura y 1,47 m de altura. La distancia entre ejes es 2,19 m. Pesa 1.085 kg.

Un Toyota iQ (que está a la venta desde 2009) tiene unas proporciones similares (es 21 cm más corto, 4 cm más ancho y 3 cm más alto) y la disposición de los asientos es como la de este prototipo.

El E-Up! Concept se desplaza gracias a un motor eléctrico. Da 54 CV (40 kW) de forma continua y puntualmente un máximo de 82 CV (60 kW). El par máximo es 210 Nm. Las cifras de aceleración son buenas: tarda 3,5 s en alcanzar 50 km/h saliendo desde parado y 11,3 s en llegar a 100 km/h. El motor está colocado en la parte delantera del coche y la tracción es en esas ruedas.

Volkwagen E-Up! Concept. Prototipo 2009.La batería que suministra energía al motor es de iones de litio y permite tener hasta 130 km de autonomía. Tiene una capacidad de 18 kWh, pesa 240 kg y está colocada bajo el piso del coche.

Se recarga enchufándola a la red eléctrica (la conexión está tras el emblema de Volkswagen en el capó). A 230 V tarda unas 5 horas, el 80% se consigue en sólo una hora. A 0,112 €/kW, tarifa actual en España, la recarga completa supone 2 €; o lo que es lo mismo, 1,55 €/100 km).

El techo, recubierto de paneles fotovoltaicos (1,4 m²; 1,7 m² si se bajan los parasoles, que también están «forrados» con células solares), también recarga la batería y alimenta el sistema de ventilación del habitáculo.

Una tercera forma de recarga es la transformación de la energía cinética (la debida a la velocidad) en eléctrica durante las fases de deceleración.

La disposición de los asientos es similar a la de un Toyota iQ: el asiento del pasajero delantero está adelantado 50 mm respecto al del conductor (el salpicadero es menos prominente en ese lado) y permite que detrás haya espacio para otro adulto. Detrás del asiento del conductor hay una plaza con muy poco espacio para las piernas (válida para llevar a un niño pequeño, por ejemplo).

El maletero tiene muy poca capacidad, 85 l. Si se abate el respaldo del asiento que hay tras el conductor, la capacidad aumenta hasta 180 l. En este caso, para evitar que la carga pueda golpear contra el pasajero trasero, se puede cerrar «lateralmente mediante un limitador del maletero extraíble desde el respaldo abatido». Si se abaten los dos respaldos traseros el volumen es 320 l (hasta el borde superior de los respaldos delanteros).

Comenta o Pregúntanos