Coches de gas natural, ¿merecen la pena?

Coches de gas natural, ¿merecen la pena?

Coches de gas natural, ¿en qué lugares podemos repostarlos? ¿Son más rentables que los de gasolina? Para responder a estas preguntas, qué mejor que probar el VW Passat Ecofuel que funciona con gas natural (no confundir con GLP). No hay ni tecla que permita elegir el combustible que quema en cada momento el motor (gas o gasolina). Sin embargo, este Passat consumirá casi siempre gasolina, salvo que vivas en Valencia o cerca de Abrera (Barcelona).

Hay unas flotillas de taxis Opel Zafira funcionando por Madrid con gas natural. Coches que salen preparados de la propia fábrica. También hay una flota de autobuses de gas. Sin embargo, para repostar este Volkswagen Passat CNG, que también viene preparado de fábrica para utilizar gas natural, hay que hacerlo ‘de favor’, al menos en Madrid. En Barcelona, en Abrera, existe una estación abierta al público. Hay otra en Valencia. Pero el resto de surtidores de gas natural se encuentra en manos de empresas o cooperativas para su propio uso, no abiertas al público. De manera que, una vez que agotamos los 21 kilos de gas (se venden por peso) que se reparten entre los tres depósitos del Volkswagen Passat, el coche automáticamente comenzará a funcionar utilizando la gasolina del depósito de reserva. De reserva, porque es más pequeño (31 litros) que el de cualquier otro Passat (70 litros), pero más capaz que el del Opel Zafira.

Los fabricantes de coches no terminan de verlo claro. No hay manera de romper el círculo. No se extienden en España las estaciones de servicio con gas natural porque no hay coches que lo usen. Y viceversa. El antiguo Citroën C3 que pudimos conducir en Francia y que se podía repostar en casa, comprimiendo gas tomado de la red doméstica, no se ha vendido en España. De hecho, ese compresor ha sido queja permanente de los usuarios en Estados Unidos… porque ni siquiera conseguían que les vendiesen el equipo. Apenas se han entregado unos pocos millares.

El primer Opel Zafira de gas, que se vendió en España a un puñado de taxistas, era un 1.6 y se quedaba un poco justo en prestaciones, pero en Alemania ya se vende una segunda entrega con un motor sobrealimentado, con los mismos 150 CV que el Passat Ecofuel. En Volvo se realizaban versiones de gas de sus altos de gama también en la propia fábrica, aunque ahora han decidido subcontratar la transformación a otra empresa, ‘conservando todas las garantías’, precisan en Volvo. BMW o Mercedes hace años que tienen al menos un coche en su catálogo de turismos, mientras que en Italia son legión sus usuarios y, por tanto, la oferta disponible. Para la nueva tecnología multiair Fiat anuncia un bicilíndrico turbo que emitirá sólo 80 g/km de CO2 funcionando con gas natural.

¿Y qué le importa todo esto del gas natural al consumidor? Pues, mientras que no cambie la orientación política, se trata de un combustible menos gravado fiscalmente. Hay razones de todo tipo para que el gas natural tenga menos cargas. Es básicamente metano, es decir, mucho hidrógeno y poco carbono, por lo que al quemarse emite muy poco CO2. Y eso resulta más deseable que quemar petróleo. Consumiendo lo mismo que el Passat TSI de gasolina, el de gas emite 119 g/km en lugar de 155 g/km.

Actualmente el precio del gas natural es de 0,7 euros/kilo.

Además, sólo por no venir del petróleo, aparecen nuevos países a los que comprar, nuevas posibilidades de negociar y menos problemas geopolíticos. También esto se tiene en cuenta para fiscalizarlo menos. Se puede contar con que, mientras que haya pocos coches en el mercado, se incentivará su uso.
El mejor por ahora

El VW Passat de gas natural no se trata de una adaptación cualquiera. Se ha acoplado un motor moderno, de inyección directa, con lo que el funcionamiento es suave y redondo en toda circunstancia. Sólo en el momento del arranque hemos encontrado alguna vibración algo mayor de lo que esperábamos… y estaba arrancando con gasolina, porque el cambio de un combustible a otro lo hace el Passat de manera automática. No hay manera de que el conductor pueda elegir, lo que a algunos pueden encontrar como un error, pero para la mayoría esta ‘transparencia’ en el funcionamiento es lo ideal.

La cilindrada del Passat de gas es 1.4, porque quiere ser un ejemplo de ‘downsizing’, lo que obliga al empleo de un turbocompresor. Lo bueno de éste elemento es que permite aprovechar al máximo el alto octanaje del gas natural, mejorando la potencia y los consumos. Viene acoplado a un cambio automático, con siete marchas, para compensar el menor poder calorífico de este combustible respecto a la gasolina…

Las prestaciones son brillantes. Con una primera marcha cortísima a poco que seamos generosos con el acelerador, las ruedas intentarán patinar (no olvidemos que no lleva pedal de embrague, es automático). Y los consumos no son tan comedidos como esperábamos… pero hay que tener en cuenta que cuesta menos de la mitad que la gasolina.

No se pierde espacio interior. El maletero inmenso ahora es simplemente grande (pierde 80 litros oficialmente) y las únicas pérdidas las encontramos en el capítulo de la rueda de repuesto, en cuyo hueco se aloja gran cantidad de gas… y en el precio de salida. El Passat de gas baja de los 120 g/km (está exento del impuesto de matriculación), y sin embargo, cuesta 5.500 euros más que el normal. Tiene más potencia, más marchas, pero aun así… Amortizar esa cantidad en combustible supone usar mucho combustible. Por ejemplo, haciendo Barcelona-Madrid por carretera: la empresa Ham (especializada en el suministro de estaciones de servicio de gas) ha anunciado que esperan que haya suficientes puntos de suministro en 2010 para poder cubrir este itinerario con puntos de repostaje cada 200 km. En Madrid está previsto que en junio se amplíe la oferta de gas natural con dos surtidores, en la calle Albarracín, 44 (Ciudad Lineal) y en el barrio de Sanchinarro. Falta hace si se quiere llegar a ese 2 por ciento de transporte movido por gas.

Los primeros surtidores de gas natural en autopistas
Corredor A-2 (repostaje cada 200 km)
Primer cuatrimestre
L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Ctra. del Mig, 36-38 Esq. C/ Miguel Romeu, 128-132 (bandera Galp Energia)
Torremocha del Campo (Guadalajara) A2 salida 117, (bandera Petromiralles)
Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona)- França 5, Pol. Industrial Can Ferrer (tanto gas natural comprimido como líquido, dirigido a vehículo pesado)
Primer semestre: Zaragoza

Comenta o Pregúntanos