Los presos también se sacan el carné

Los presos también se sacan el carné

La mayoría de los reclusos que se han presentado al Programa de Universalización de la Educación Vial en los Centros Penitenciarios, lanzado a finales de febrero por Instituciones Penitenciarias en colaboración con la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), han aprobado la prueba teórica de los exámenes, los primeros que se realizan en España dentro de España.

Así, un 75% de los presos que se han examinado en Madrid I han superado la prueba, mientras que en la prisión de Orense han pasado un 73% y en Albolote (Granada) un 71%. En Orense hay incluso un interno que ya tiene el permiso de conducir, al haber aprobado ya el examen práctico.

Las clases han sido impartidas gratuitamente por escuelas de conductores adscritas a la CNAE. Estos resultados son los primeros que se han conocido, pero no los únicos que se producirán en los próximos meses, según han confirmado fuentes de la CNAE. De hecho, está previsto que los presos de los quince centros penitenciarios en los que se está desarrollando de manera experimental clases teóricas del carné de conducir se examinen próximamente y, después del verano, la iniciativa se extenderá a 68 instituciones de toda España.

Clases prácticas, pero vigiladas

Una vez superado el examen teórico y “dependiendo de la situación de cada preso” y garantizando que “las medidas de seguridad están garantizadas en todo momento”, la idea es que los reclusos también puedan realizar clases prácticas de conducir mientras cumplen su condena, tal y como indicaron las mismas fuentes de la CNAE.

De acuerdo a un estudio desarrollado por la subdirección general de Tratamiento y Gestión Penitenciaria, el 77,7% de la población reclusa conducía cuando estaba en libertad a pesar de que el 31,4% carecía de permiso de conducción, alrededor de 20.000 personas.

Para evitar que estas personas vuelvan a coger un coche cuando salgan de la cárcel sin tener permiso de conducir, Instituciones Penitenciarias llegó a un acuerdo con las autoescuelas para desplazar a profesores hasta las cárceles. Además, se subvenciona las clases a los presos con menos recursos.

De momento, las clases teóricas se están impartiendo en quince centros penitenciarios: Albolote (Granada), Madrid I, Arrecife (Lanzarote), Ávila, Burgos, Castellón, Córdoba, Huelva, Bonxe (Lugo), Nanclares (Álava), Ocaña II, Orense, Topas (Salamanca), Valladolid y Villabona (Asturias). No obstante, la previsión es extender paulatinamente el programa a los 69 centros que dependen de Instituciones Penitenciarias.

Alrededor de 2.982 personas cumplen prisión en España por algún delito relacionado con la seguridad vial, como velocidades excesivas o conducir sin carné de conducir, de los cuales, el 98,8% son varones, según datos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de febrero de 2010.

No obstante, esta cifra es mayor si consideramos otras situaciones penitenciarias como penados a localización permanente, en libertad condicional o con arrestos de fin de semana, en cuyo caso, el número de penados por delitos de tráfico asciende a las 3.215 personas.

Comenta o Pregúntanos