Nuevas propuestas de Saab: el anti Mini

Nuevas propuestas de Saab: el anti Mini

La marca sueca Saab, ahora dirigida dentro del grupo Spyker, está desarrollando un modelo encuadrado dentro de los urbanos premium que le permita salir de la situación de crisis total que vive en nuestros días.

De la mano de su nuevo dueño Victor Muller, la revitalización parece haber llegado a Saab. Siendo evidente que la deriva anterior no funcionó, ahora se buscan nuevas opciones para cubrir huecos del mercado en los que hasta ahora Saab no militaba.

Y parece que alguien ha pensado: si queremos posicionarnos en el mercado muy cerca de Audi, BMW o Mercedes, sigamos su estela. La solución es crear un rival para el Mini, el A1 o el futuro Clase K de Mercedes. De momento las ideas están empezando a fluir por esa empresa que estuvo a punto de desaparecer, lo que alegra a seguidores y detractores ya que era una pena que una marca de las históricas fuera a desaparecer.

Una vez elegido el segmento, la búsqueda se centra en el chasis. Para empezar es muy probable que el nuevo vehículo se construya sobre el chasis del Spyker C8 Aileron, aunque en principio este supera el tamaño que se estaría buscando con 4,6 metros. Otras lenguas apuntan a una colaboración con alguna grande, tipo GM, lo que supondría que el Baby Saab fuera un clon de por ejemplo, un Opel Corsa (curioso, pues éste es a su vez un desarrollo conjunto con Fiat y su modelo Punto).

image

A nivel estético sus líneas estarían inspiradas en el AeroX, aunque como está siendo costumbre en modelos rivales, también añadiría un guiño a un modelo clásico y emblemático de la marca, el Saab 92. En algunos foros he leído que este modelo 92 tardó más de 7 años en salir a producción: deseo fervientemente que este no sea el caso del nuevo modelo si Saab quiere seguir con vida.

A nivel mecánico, de momento se sabe poco. Quizás si se confirma el tutelaje de GM podamos ver alguno de los motores del Opel Corsa en este nuevo modelo. Yo apostaría por los turbo, los 1.6 o 1.4, que además encajaría muy bien con la filosofía Saab de motores turbo alimentados.

La verdad es que este segmento se va a encontrar cada vez más ocupado con modelos la verdad muy apetecibles. El Citroën DS3 o el Alfa Romeo Mito son otros de ejemplos. Reflexionando yo tengo algunas duda sobre este nicho que, en época de crisis, antepone el diseño y la personalización al tema económico. ¿Qué pensáis?

Comenta o Pregúntanos