Plan 2000E: 100 millones de euros

Plan 2000E: 100 millones de euros

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto a través del que se regulan las ayudas directas a la compra de automóviles, contempladas en el Plan 2000E, para el próximo ejercicio, que estará dotado con un presupuesto de 100 millones de euros para todo el año, lo que permitirá financiar la adquisición de 200.000 vehículos.

Esta aprobación por parte del Gobierno se produce después de que el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, hiciera balance de la puesta en marcha de este Plan en 2009 y anunciara su continuidad en 2010, con el fin de fomentar la renovación del parque automovilístico español.

El Estado, al igual que en 2009, subvencionará con 500 euros la adquisición de un nuevo vehículo, mientras que los fabricantes se sumarán a esta ayuda con 1.000 euros por unidad y las comunidades autónomas que decidan unirse a esta iniciativa aportarán otros 500 euros por vehículo.

El Plan 2000E, ha entrado en vigor el 1 de enero, con el objetivo de fomentar la sustitución de vehículos antiguos por otros nuevos más seguros y menos contaminantes. El Real Decreto aprobado contempla el mantenimiento de las principales características de este programa, aunque incluye algunas variaciones.

La primera de ellas es la apertura del sistema a nuevos agentes de ventas que no participaron en la edición de 2009. Asimismo, se garantiza la subvención desde el momento de la compra del coche y no cuando éste se matricule, y las operaciones, que siendo objeto de recibir la subvención, queden fuera de plazo en 2009, pasarán al presupuesto de este Plan para 2010.

Condiciones

De esta manera, podrán acogerse a esta iniciativa los clientes que adquieran un turismo o vehículo comercial de hasta 3,5 toneladas nuevo o de segunda mano con una antigüedad máxima de cinco años. El precio de este vehículo no debe ser superior a 30.000 euros.

Además, el beneficiario de estas ayudas tendrá que dar de baja de forma definitiva un vehículo con una antigüedad de al menos diez años o con un kilometraje de 250.000 kilómetros, en el caso de que se compre un vehículo nuevo, y de doce años, si se opta por adquirir uno usado.

Las emisiones de CO2de los vehículos no deben ser superiores a 120 gramos por kilómetro o de 149 gramos por kilómetro si el vehículo cuenta con control de estabilidad y detectores presenciales de cinturón de seguridad en plazas delanteras, o con un catalizador de tres vías para coches de gasolina o EGR de recirculación de gases de escape para diesel. En el caso de los vehículos comerciales, las emisiones de CO2 no deben superar los 160 gramos por kilómetro.
Adiós al Plan Vive

Por otro lado, el Consejo de Ministros también ha aprobado un acuerdo por el que se modifica la normativa reguladora de los préstamos previstos en el Plan VIVE para la renovación del parque mediante préstamos, que será sustituido por el Plan 2000E durante 2010.

El 27 de junio de 2008 el Consejo de Ministros ha aprobado la normativa reguladora del Plan VIVE 2008-2010 por la que se ha instruido al Instituto de Crédito Oficial a instrumentar una línea de financiación determinada para esta iniciativa. Por ello, ha sido necesario modificar dicho acuerdo y el volumen total de los fondos previstos para su financiación.

Comenta o Pregúntanos