El futuro de Volkswagen R es “diésel y con tracción integral”

El futuro de Volkswagen R es “diésel y con tracción integral”

Aunque la mayoría de los consumidores están más familiarizados con sus accesorios y kits deportivos, la división R de Volkswagen se ha convertido en un departamento de peso notable dentro del organigrama de la compañía. Modelos como el Golf R y el Scirocco R son sólo el comienzo de una pequeña avalancha de coches de altas prestaciones que va a requerir una inversión técnica importante.

Durante el Salón del Automóvil de Los Ángeles, Ulrich Riestenpatt gt. Richter, director ejecutivo de R GmbH, y Hendrik Muth, responsable de marketing, confirmaron a Autoblog los ambiciosos planes de su departamento, ofreciendo un pequeño atisbo al futuro. “El futuro es diésel y con tracción integral”, fueron las palabras de Richter, como si quisiera indicar que Volkswagen R podría potenciar algo más que simples motores TSI a gasolina. Lo que se dice hacer a pelo y a lana.

Según Richter, R podría desarrollar una versión deportiva de cualquiera de los modelos que forman el catálogo del fabricante de Wolfsburgo. ¿Quiere decir eso que veríamos una Passat pasado de vueltas? Eso es al menos lo que nos gustaría escuchar, pero de entrada ya damos por seguro el lanzamiento del Beetle R, y el Polo R, ambos virtualmente confirmados a efectos prácticos.

Gallery: Volkswagen Beetle R Concept

Por otro lado, Richter indicó que aunque Volkswagen piensa seguir invirtiendo en mecánicas híbridas, el ahorro de combustible es mínimo en comparación del que se puede conseguir reduciendo el peso del coche en cuestión. No en vano, un vehículo híbrido no sólo contiene todos los componentes de un automóvil sin asistencia eléctrica, sino que además añade un motor secundario y un pesado paquete de baterías.

El aumento en eficiencia ofrecido por un híbrido se puede conseguir con sólo reducir 100 kg de peso, si bien los materiales compuestos todavía son excesivamente caros. Esto significa que Volkswagen utilizará más y más aluminio en el futuro, al menos hasta que el atracón de fibra de carbono que se están dando las firmas premium terminen por reducir los costes de producción hasta ponerlos a tiro de las generalistas. Suena prudente.

Comenta o Pregúntanos