Mini Roadster

Mini Roadster

Si hace unos meses Mini sorprendía con el lanzamiento del sugestivo Coupé, ahora nos regala el Roadster, el nuevo descapotable biplaza de la familia. De aspecto exterior parecido a la versión Coupé, su debut comercial está previsto para la primavera de 2012. Llegará con motores de entre 122 y 211 CV.

La leyenda del Mini continúa escribiéndose con letras mayúsculas. Múltiples versiones, numerosas opciones de personalización, diseño encantador y muy en la línea del mítico Mini Classic… a pesar de sus 52 años de vida, el estado de forma de este modelo es envidiable, con el lanzamiento de nuevas y sorprendentes versiones. Ahora, el gran protagonista es el nuevo Mini Roadster.

El Mini Roadster toma buena parte de su estructura técnica del no menos sorprendente Coupé. El Roadster es un descapotable biplaza con una longitud de 3.734 mm, una anchura de 1.683 mm y una altura de 1.390 mm, mientras que la distancia entre ejes es de 2.467 mm. Respecto al Mini Cabrio que ya conocemos, el nuevo Roadster es algo más de 20 mm más bajo, con un centro de gravedad también más cerca del suelo.

Los cortos voladizos típicos de todo Mini, unos montantes algo más inclinados y un diseño de tres volúmenes muy marcados son algunos de los elementos más relevantes en la estética exterior de esta versión Roadster. Al tratarse de una versión descapotable, los responsables de Mini han sometido a la carrocería a diversas modificaciones, haciendo especialmente hincapié en la rigidez y torsión de la misma. El objetivo final es claro: ofrecer las grandes aptitudes dinámicas inherentes a un Mini de pura cepta… unas sensaciones tan especiales que a bordo del mismo parece que se está conduciendo un kart.

El Mini Roadster cuenta con otros elementos interesantes, tales como unas barras antivuelco de acero inoxidable pulido, además de un alerón posterior de activación automática a partir de 80 km/h -este elemento aerodinámico, heredado de la versión Coupé-. Al igual que los descapotables clásicos con mayor pedigrí, este Mini Roadster tiene una capota textil de accionamiento manual y con un mecanismo muy sencillo de pliegue y despliegue.

El interior del Mini Roadster continúa presentando el característico buen aspecto en su terminación y calidad, con los grandes relojes circulares como uno de los elementos que más llaman la atención. Hay que resaltar que es un habitáculo preparado únicamente para acoger a dos ocupantes. ¿Y respecto a espacio disponible en el maletero? Inicialmente y según los datos oficiales disponibles se anuncia una capacidad de 240 litros.
Cuatro motores: tres gasolina y un Diesel

Todos los motores del Mini Roadster son de cuatro cilindros y recurren a la sobrealimentación. En gasolina, en el ‘top’ de la gama, destaca la versión Roadster John Cooper Works, con un propulsor TwinPower 1.6 de 211 CV y 26,51 mkg de par motor (28,55 mkg con función Overboost). Un escalón por debajo se sitúa la versión Roadster Cooper S, con un motor 1.6 TwinPower de 184 CV y 26,51 mkg de par. Por último, la versión de acceso a la oferta de gasolina es el Roadster Cooper, con un motor 1.6 atmosférico con sistema Valvetronic de BMW de 122 CV y 16,31 mkg de par motor.

Para aquellos que se decanten por un motor Diesel, el Mini Roadster sólo estará disponible inicialmente con la versión Cooper SD. Ésta se moverá con un motor turbo 2.0 de 143 CV y 31,01 mkg de par. Todas las mecánicas del Mini Roadster se ofrecerán de serie con un cambio manual de seis marchas, aunque opcionalmente también se podrá elegir un cambio automático de seis velocidades -la versión John Cooper Works, únicamente con cambio manual-.
Seguridad, personalización y entretenimiento

Todos los Mini Roadster estarán disponibles con un completo equipamiento de serie. Todas las versiones se ofrecerán con una dirección asistida electromecánica, control dinámico de estabilidad DSC y control dinámico de tracción DTC. Trabajando de forma conjunta con el DTC, de forma opcional se podrá elegir una función añadida de control electrónico de bloqueo del diferencial EDLC (Electronic Differential Lock Control), un dispositivo de ayuda a la conducción y que mejora las condiciones de motricidad (en la versión John Cooper Works, este dispositivo será de serie).

En el equipamiento de serie del Mini Roadster, también destacan el sistema de control de las distancias al aparcar PDC (Park Distance Control), aire acondicionado y sistema de sonido con CD compatible en archivos MP3 y conexión auxiliar. De forma opcional, las opciones y posibilidades de personalización son múltiples, tanto a nivel de estética exterior como interior. En lo referente a sistemas de entretenimiento y multimedia, nos quedamos con dispositivos como el sistema de sonido de alta calidad Harman Kardon y el sistema Mini Coonected Drive Excitement, con acceso a Internet, búsquedas en Google e interacción y utilización de redes sociales tan populares como Facebook y Twitter.

Comenta o Pregúntanos