El precio del diésel subirá tras la expropiación de YPF

El precio del diésel subirá tras la expropiación de YPF

El precio del diésel subirá tras la expropiación de YPF por parte de Argentina, ya que se va a comenzar a consumir en mayor medida el biódiésel español, lo que supone que habrá que comprar la materia prima (aceite de soja) que está más gravado que el propio biodiésel.

Rajoy ha decidido contraatacar a la expropiación de YPF que ha realizado Argentina. El Gobierno ha redactado una Orden Ministerial en la que se prohíbe a los productores argentinos de biodiésel exportar a España. La respuesta de Cristina Fernández ha sido que las consecuencias “las sufrirá Repsol”.

Soraya Saénz de Santamaría ha agradecido el “amplio apoyo internacional” recibido por el Ejecutivo sobre este asunto, mencionando en este sentido la resolución del Parlamento Europeo que insta a la Comisión a suprimir las ventajas arancelarias que tiene Argentina para introducir sus productos en la Unión Europea.

Por el momento, la presidenta de Argentina se ha mostrado preocupada por no vender biodiésel en España, por lo que ha mandado a Madrid a variar delegaciones con el objetivo de que no se cumpla la Orden, según ha hecho saber la Asociación de Productores de Energías Renovables.

Después de que Fernández de Kirchner haya ido contra la petrolera española con la expropiación de YPF, en el siguiente Consejo de Ministros posterior a la polémica decisión, el ministro de Industria, José Manuel Soria ha desempolvado la Orden, que en su momento paró el anterior Gobierno y que Rajoy dejó en el olvido. El escrito pide que se fije a cada planta de biodiésel cuál es la cantidad que va a producir, para lo que además habrá que presentar unos papeles para solicitar el permiso para producir este combustible.

Las empresas españolas de biocombustibles importaban el aceite de soja de Argentina debido a que en España no existen cosechas lo suficientemente grandes como para producir el carburante. Allí se grava esta exportación con un coste superior a exportar el propio combustible ya fabricado.

Con el cierre de las fronteras al producto final como respuesta a la expropiación de YPF, en España se tendrá que emplear el biodiésel europeo, más caro que el argentino. Según reconocen los propios productores españoles el precio del gasóleo “subirá unos céntimos”, aunque no muchos porque va “a haber una competencia encarnizada”, según ha informado La Tribuna de Automoción.

Lo positivo de esta medida es que los 1.000 puestos de trabajo del sector del biodiésel en España se mantendrían, además de crear nuevos empleos al elevar la producción propia (actualmente se produce al 14%).

Comenta o Pregúntanos