GP de Japón, o como comenzar todo de nuevo

GP de Japón, o como comenzar todo de nuevo

Y todo volverá a comenzar desde cero. Así podríamos resumir el resultado de la carrera vivida ayer en el Gran Premio de Suzuka. Nos quedan cinco carreras, y tras el resultado de la prueba de ayer, veremos una lucha encarnizada entre dos, Vettel y Alonso, en la que apenas hay ventajas, para saber quién es el campeón del mundo 2012. Hay un protagonista inesperado. Un invitado que verá desde la barrera la lucha, y que ahora mismo cabalga en tercera posición en la clasificación: Kimi Raikkonen. A la chita callando el finlandés ha ido sumando puntos poco a poco, aprovechándose de la irregularidad de los pilotos de McLaren, sobre todo, para ocupar una plaza que sorprende.

El inicio de la carrera de ayer no debería haber sorprendido a nadie. Alonso se quedó fuera a la primera de cambio tras una arriesgada salida, en la que se quedó en la parte exterior de la pista. Le pinchó la rueda un Raikkonen que poco podía hacer al encontrarse al asturiano “en medio mitad” de su trayectoria.

Suzuka lleva décadas siendo juez y sentencia de mundiales en base a salidas de pista y “ceros”, y este cero le puede costar caro a un Fernando que tenía en su ventaja de puntos su mejor arma contra Sebastien Vettel.

Alonso ha fallado en lo que mejor se le daba para ser campeón este año: ser regular y no sumar ceros
El alemán se paseó hasta la victoria. Hay quien piensa que Felipe Massa le estuvo “ronando” y que en ritmo tampoco estaba tan lejos el Ferrari. Nada más lejos de la realidad. Vettel corrió “lo justo y necesario”. Se guardó toda la carrera décimas, incluso segundos completos, para evitar arriesgar lo más mínimo, y llevarse 25 puntos con los que quedarse a sólo cuatro de liderar el mundial.

Felipe parece que se alió con Sergio Pérez, ahora que el mexicano ha firmado por Sauber. Pérez se salió de pista, Massa logró un podio, y parece que las palabras de Montezemolo sobre “la falta de preparación” de Sergio cobraron sentido por un momento. Aseguraba Felipe después que esperaba que este resultado le garantizara la renovación. Pero un piloto que corre para Ferrari no puede vivir de un resultado, sino del trabajo de toda una temporada. Si no es capaz de ser un candidato al mundial, al menos debería hacer tareas de equipo, ayudar a sumar puntos para el campeonato de constructures y ayudar a restar puntos a los rivales de su compañero en el mundial. Pero, aunque ayer se mostró entonado, beneficiado por el acierto en la estrategia, no deja de ser una gota de agua muy necesitada en una sequía que debería costarle el despido.

¿Qué más contar de la carrera? Nos quedamos con el brillante podio de Kobayashi, que volvió a mostrar que el Sauber es un buen coche, algo que le hace especial ilusión a un tal Jaime Alguersuari…

La carrera, para qué engañarnos, fue aburrida. Suzuka no es una pista propicia para la F1, y mira que es uno de los circuitos más bellos de todo el planeta, con cambios de altura y curvas como las eses que son complicadas de asimilar… Pero tras el forzado baile de boxes, por aquello del espectáculo, los pilotos se colocaron en orden, y con algún adelantamiento “de bemoles” como excepción, acabamos viendo el final de carrera con la gente ordenada.
¿Y ahora qué? Fernando tenía su arma maestra basada en dos puntos: su ventaja en puntos, y su regularidad. Sumar dos ceros le ha quemado su ventaja. Ahora es Vettel el que juega con todo a su favor. Su coche parece dominante y rápido, y si es capaz de ofrecer el dominio que ayer demostró, estará cerca de ser tres veces campeón del mundo.

La clave puede estar en el rendimiento de McLaren. Los dos pilotos de Woking están brillando unas carreras, y en otras están absolutamente desaparecidos. Está claro que hay problemas con la comprensión del coche o con la puesta a punto. Pero como son tan variables, lo mismo pueden encadenar dos o tres victorias de las cinco carreras que quedan. Si estas se alían con la suerte de Alonso, puede que el de Ferrari pueda seguir en la lucha.

Dependerá de ello, y de las modificaciones que los de Módena sean capaces de introducir en el coche para lo que resta de temporada. O tienen novedades importantes que mejoren el rendimiento, o de nada valdrá el esfuerzo de todo el año.

Y mientras, Raikkonen mirando desde la tercera plaza…

Comenta o Pregúntanos