Land Rover montará un nuevo cambio automático de 9 marchas

Land Rover montará un nuevo cambio automático de 9 marchas

Land Rover presentará en el Salón de Ginebra 2013 la primera transmisión automática de 9 velocidades del mundo, la ZF 9HP. Una innovación que podrá aportar un ahorro de combustible y, además, un mayor agrado de uso en todo tipo de situaciones.

Land Rover presentará en el próximo Salón de Ginebra 2013 la primera transmisión automática de 9 velocidades del mundo, la ZF 9HP. El aumento del número de velocidades traerá un ahorro significativo en combustible, del mismo modo que se reducirán las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, la marcha más alta no solo reduce el consumo de carburante, sino que hace lo propio con el número de revoluciones, propiciando así mayor comodidad y menos ruido del motor cuando se circula a altas velocidades.

Land Rover ha elaborado este proyecto junto al fabricante ZF, empresa puntera en tecnología de transmisión y cajas de cambio. La transmisión ZF 9HP ha sido diseñada específicamente para mecánicas transversales, y es pionera, ya que jamás ha sido utilizada antes en un vehículo de producción en serie. No es la primera vez que ambas firmas trabajan juntos. Así, Land Rover lleva tiempo confiando en ZF para adaptar sus productos en su vehículos. Es el caso de los Range Rover, Land Rover Discovery 4 y Range Rover Sport que incorporan el cambio de 8 velocidades.

Los cambios entre marcha y marcha son muy rápidos, y al contar con nueve velocidades en vez de seis, el salto entre una y otra es mucho menor, de ahí esa sensación de aceleración. Gran parte de la responsabilidad de ello recae en la función ‘skip-shift’, que disminuye de marcha de forma mucho más rápida en la desaceleración o incrementa la aceleración cuando el conductor así lo requiera. Un sistema amortiguador con múltiples etapas facilita que la selección de marchas sea aún más suave.

Esta innovadora transmisión automática de 9 velocidades que será presentada en el Salón de Ginebra 2013 ha sido diseñada para poder ser utilizada en cualquier momento y sin distinción del terreno en el que se encuentre, en este caso, el Land Rover que lo equipe. Así, es utilizable tanto en carretera como en otras situaciones más extremas y deportivas, como pueden ser zonas con grandes pendientes o inclinaciones laterales.

Por otro lado, este sistema reconoce el estado de ánimo del conductor. Es capaz de aumentar la velocidad de las inserciones cuando se realiza una conducción deportiva, de la misma forma que es capaz de pasar a un ritmo más suave y económico si se efectúa una conducción más relajada. En curvas, el análisis de la aceleración longitudinal y de la posición del pedal se realiza de forma más rápida, incrementando el control total y la prevención de manera activa.

El aumento del número de velocidades traerá un ahorro significativo en combustible.

El modo ‘Fast-Off’ mide la velocidad de uso del acelerador y se anticipa a la demanda de potencia del conductor, manteniendo la marcha si es necesario. Así, si este solicita una reducción de marcha cuando el vehículo circula demasiado rápido, la transmisión recuerda la solicitud y realiza el cambio cuando la velocidad cae a un nivel apropiado.

A pesar de las tres marchas extra, es sólo 6 mm más larga y pesa 7,5 kg menos que el cambio precedente de seis velocidades. Estos logros se consiguen mediante una bomba hidráulica más dos nuevos embragues patentados, en sustitución de los conjuntos de embragues convencionales más voluminosos, y un nuevo conjunto de engranajes.

Comenta o Pregúntanos