Nuevo examen práctico de conducir

Nuevo examen práctico de conducir

A partir de hoy empezará a funcionar en España un nuevo examen práctico de conducir. La Dirección General de Tráfico implanta ésta y otras novedades para homogeneizar el permiso de conducir a las exigencias europeas.

La prueba queda a partir de ahora estructurada en las siguientes etapas: comprobaciones previas, conducción autónoma, conducción guiada y comunicación del resultado.

Duración de la prueba
La prueba tendrá una duración como mínimo de 25 minutos para los permisos A1, A2, B y BTP, y de 45 minutos para los permisos restantes, excepto los de las clases AM y A, que no requieren prueba de circulación.

Sólo hay tres supuestos en los que se podrá interrumpir el examen antes de cumplir el tiempo mínimo y son: que el aspirante cometa una falta eliminatoria que comporte un peligro real y concreto; cuando se produzca una intervención justificada del profesor; y, por último, cuando quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante.

Comprobaciones previas
Antes de iniciar la marcha, el examinador de forma aleatoria podrá solicitar al aspirante que realice alguna verificación o comprobación de algunos elementos del vehículo, como el estado del nivel de alguno de los líquidos, la presión o dibujo de los neumáticos, el funcionamiento del parabrisas, etc. Una vez dentro del coche tendrá que colocarse el asiento, abrocharse el cinturón y graduarse el reposacabezas y los espejos retrovisores.
Como criterio general el puesto del examinador será en el asiento trasero a la derecha, justo detrás del profesor.

Conducción autónoma
La conducción autónoma es una de las novedades más importantes que se introducen en la prueba práctica para obtener el carné de conducir. Tendrá una duración de 10 minutos y ocupará la primera parte de la prueba de circulación. Todos los aspirantes a un permiso de circulación, excepto los de la clase A1 y A2, estarán obligados a realizar esta prueba de conducción de forma independiente y sin el guiado del examinador. Éste sólo podrá utilizar indicaciones como ‘Inicie la marcha y diríjase a un lugar determinado’ (si conoce la localidad), ‘Inicie la marcha y, siguiendo la señalización existente, vaya a…’, ‘Diríjase usted al Ayuntamiento pasando por la Plaza de Toros’, o ‘Tome la dirección Madrid, centro ciudad, etc., atendiendo a la señalización de dirección que exista’.

El aspirante podrá recibir indicaciones del examinador de algún punto intermedio para alcanzar el destino y de manera opcional podrán seguirse las indicaciones de cualquier sistema de navegación por satélite o GPS si el vehículo dispone de uno. Eso sí, será el aspirante el encargado de introducir el destino que le indique el examinador.

Conducción guiada
Es la prueba práctica que siempre se ha aplicado en España para obtener el carné de conducir. En esta parte el aspirante demuestra sus dotes al volante siguiendo las indicaciones del examinador. Se aplicarán los mismos criterios de calificación con la única novedad que a partir de enero se evaluará de manera global la realización de una conducción eficiente, tratando de consumir menos evitando acelerones bruscos o circulando a bajas revoluciones. Si el aspirante conduce de manera ineficiente tendrá una falta leve.

Comunicación del resultado
Una vez concluida la prueba el examinador, en presencia únicamente del profesor, comunicará al aspirante el resultado. Sólo con una explicación breve de no más de un minuto y medio o dos minutos de lo ocurrido durante la prueba sin entrar en discusión sobre faltas concretas.

Comenta o Pregúntanos