Porsche 911 Turbo y Turbo S

Porsche 911 Turbo y Turbo S

Los Porsche 911 Turbo y Turbo S son las versiones más potentes de la gama 911. Tienen un motor de 3,8 litros boxer de inyección directa y dos turbocompresores con álabes de geometría variable. En la versión Turbo da 520 CV de potencia y en el Turbo S 560 CV.

Estarán disponibles a finales de septiembre de 2013 desde 186 093 € —versión Turbo— y 223 967 € —versión Turbo S—. Tomando como referencia la versión Turbo, hay alternativas como un BMW M6 Coupé, un Audi R8 V10 S-Tronic o un Nissan GT-R que son más asequibles. El precio del Turbo S es considerablemente inferior al de un Aston Martin Vanquish Coupé y parecido al de un Ferrari 458 Italia.

Ambas versiones tienen un nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas, denominada por Porsche como «PTM». La fuerza entre ambos ejes se distribuye mediante un embrague multidisco controlado electronicamente y refrigerado por agua. Según Porsche, este nuevo sistema puede llegar a enviar más par a las ruedas delanteras que el sistema anterior.

En los dos el cambio es automático con doble embrague y siete velocidades —«PDK»— con un modo de marcha «a vela», que selecciona punto muerto en algunas circunstancias para que el coche avance sin el freno que supone llevar una marcha engranda. Además cuentan con función de encendido y apagado automático del motor en detenciones. El consumo medio homologado ha disminuido en un 16% respecto a la versión anterior.

Porsche 911 Turbo. Modelo 2013Al igual que en la versión GT3, las versiones Turbo tienen un sistema de eje trasero direccional. El ángulo de giro máximo puede llegar a ser de 2,8 grados. Hasta 50 km/h las ruedas posteriores se mueven en el sentido opuesto a las delanteras y por encima de 80 km/h en la misma dirección.

Como novedad, el 911 Turbo y Turbo S están equipados con un sistema de aerodinámica activa. Consta de un spoiler delantero retráctil con tres posiciones y un alerón trasero con otros tres posibles ajustes.

El 911 Turbo acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos cuando equipa el paquete opcional Sport Chrono Plus. Es 0,1 segundos más rápido que el anterior 911 Turbo S. El 911 Turbo S tarda 3,1 segundos en la misma medición (ficha comparativa). Ambas versiones son más rápidas que todas sus alternativas, salvo el Nissan GT-R, que tarda 2,7 segundos (ficha comparativa).

Las medidas exteriores de las carrocerías de los 911 Turbo y Turbo S varían ligeramente respecto al resto de la gama 911. Así los pasos de rueda son 28 mm más anchos que en el 911 Carrera 4. Además las llantas son de aleación forjadas de 20 pulgadas de diámetro —en la versión Turbo S con una única tuerca central—.

El equipamiento de serie está compuesto por unos asientos deportivos con 18 tipos de reglajes y memoria y un equipo de sonido de la marca Bose. Opcionalmente pueden equiparse con otro sistema de sonido de la marca Burmester, programador de velocidad activo y un sistema de reconocimiento de señales. Además, el 911 Turbo S tiene también faros con iluminación mediante ledes, frenos cerámicos, el paquete Sport Chrono Plus con soportes del motor dinámicos y un sistema antibalanceo activo —denominado por Porsche como PDCC—; todos éstos elementos son opcionales en el 911 Turbo.

Comenta o Pregúntanos