Volkswagen Amarok Canyon: una versión muy especial

Volkswagen Amarok Canyon: una versión muy especial

El Volkswagen Amarok Canyon es una versión muy especial de uno de los mejores pick-up del mercado. Nuevos elementos visuales tanto en su carrocería como en el interior, junto a su equipamiento especial hacen de este modelo uno de los más exclusivos de la marca alemana. Llega en otoño.

Con más de 84.100 unidades vendidas en el mundo el año pasado, el Volkswagen Amarok es uno de los pick-up de mayor éxito. Aumentando sus ventas en un 18% de enero a abril de este año, la marca alemana ha creído conveniente darle un nuevo impulso creando una versión muy especial denominada Canyon.

A primera vista, el nuevo Volkswagen Amarok Canyon se diferencia de las demás versiones por el exclusivo color naranja cobrizo de su carrocería. Además, incluye otros elementos exteriores como los pilotos traseros oscurecidos, los pasos de rueda de color negro o los emblemas Canyon situados en las puertas y en el portón trasero, además de unas exclusivas llantas de 17 pulgadas con neumáticos offroad de serie. De forma opcional se puede solicitar con unas llantas de 18 pulgadas, que ya llevarían asociados unos neumáticos de carretera, así como una cubierta retráctil para la caja trasera o un soporte para el techo con cuatro faros adicionales.

En el interior, el Volkswagen Amarok Canyon cuenta con detalles como los biseles redondos de los aireadores, las costuras decorativas de los asientos, del volante de cuero o de la palanca de cambios en el color anaranjado de la carrocería.

En cuanto a su equipamiento, lo más destacable es el botón offroad de serie, que una vez pulsado y en pendientes de más de un 10%, activa el control de descenso tras tocar el freno por primera vez. Una solución que incrementa su ya de por sí excelente capacidad todoterreno.

Respecto a las mecánicas del nuevo Amarok Canyon, son las ya conocidas TDI de 140 y 180 CV. Este último tiene un empuje claramente superior y es más recomendable si vas a tener cargado este pick-up la mayor parte del tiempo. Dispone de inyección directa Common-Rail y sobrealimentación biturbo que entrega un par máximo de 400 Nm a partir de las 1.500 rpm. Si lo combinas con el cambio automático opcional de 8 velocidades, el par subirá hasta los 420 Nm. El más pequeño, el de 140 CV cuenta con un turbo simple con turbina de geometría variable. De serie, ambos motores se asocian a un cambio manual de 6 velocidades, muy agradable y lo suficientemente rápido en sus inserciones para que el ímpetu de ambos motores no decaiga en absoluto.

El Volkswagen Amarok Canyon ofrece dos tipos de propulsión diferentes: tracción permanente y conectable (ambas del tipo 4Motion). Si vas a usar el Canyon prioritariamente por campo, el modelo ideal es el 4Motion con tracción total conectable, caracterizado por el 4 rojo del emblema. Con solo pulsar un botón, el embrague establece una conexión rígida entre los ejes. Además, dispone de una caja de cambios reductora conectable y de este modo pueden superarse subidas de hasta el 100% con un ángulo de inclinación de 45º a plena carga.

El Canyon 4Motion con tracción total permanente, que lleva el 4 del emblema de color negro, ofrece un mayor confort de conducción y está indicado para todos aquellos que suelan circular la mayor parte del tiempo por asfalto. Su diferencial Torsen distribuye la fuerza de propulsión entre el eje delantero y el eje trasero con una proporción de 40:60. Los dos tipos de propulsión ofrecen un bloqueo de diferencial electrónico que actúa mediante intervenciones automáticas del freno y, de forma opcional, un bloqueo de diferencial trasero mecánico.

La caja del Volkswagen Amarok Canyon ofrece 1,55 metros de longitud y 1,62 m de ancho, lo que se traduce en un área de carga de 2,52 metros cuadrados, con una carga útil máxima de 889 kilos y, dependiendo del motor, con una capacidad de remolque de hasta 3,2 toneladas. Entre su equipamiento de seguridad, no faltan los airabas para el conductor y el acompañante, así como laterales. Numerosos detalles refuerzan la seguridad activa, como el control de estabilidad (con función de estabilización del remolque), la función offroad, el bloqueo de diferencial electrónico, el sistema antideslizamiento o el sistema antibloqueo ajustados para el uso todoterreno del vehículo.

A finales de julio se abrirá la posibilidad de hacer pedidos de esta versión tan especial que llegará al mercado en otoño de este mismo año. Su precio todavía no ha sido revelado.

Comenta o Pregúntanos