Fiat compra el 41,5% de Chrysler que todavía no controlaba

Fiat compra el 41,5% de Chrysler que todavía no controlaba

3.650 millones de dólares (2.650 millones de euros) le costará a Fiat quedarse con el 41,5% de Chrysler que todavía no controlaba hasta ahora. La compañía turinesa acaba de hacer oficial el acuerdo con el sindicato UAW, que tenía ese paquete accionarial bajo su agrupación VEBA de empleados retirados de la compañía del pentágono estrellado.

Fiat pagará 1.700 millones de dólares en efectivo por la operación, mientras que los 1.800 millones restantes serán pagados en forma de dividendo obtenido de las cuentas de la propia Chrysler.

De esta manera Fiat se acaba haciendo con el control del 100% de Chrysler por una cifra claramente inferior a la que el VEBA pretendía (5.100 millones de dólares) e incluso superior a las ofertas que, hasta ahora, había sobre la mesa desde la propia Fiat para quedarse con Chrysler, de las que se hablaba de unos 4.100 millones de dólares.

Fiat ha confirmado también que no necesitará de una ampliación de capital para hacer frente al pago de esos 1.700 millones de euros en efectivo, algo lógico por otra parte, habida cuenta de que tiene mucha más liquidez en sus cuentas corrientes que esa cifra.

Al margen de estas cifras, Chrysler se compromete a aportar 700 millones de dólares al VEBA en cuatro pagos, uno por año. El primer pago será “inmediato” tan pronto se cierre el traspaso de acciones de Chrysler a Fiat. Los otros tres se realizarán a lo largo de los próximos tres años, con una prima de 175 millones de dólares por pago completado. Esta aportación acerca más la cifra total que el VEBA del UAW se lleva de manos de Chrysler-Fiat respecto a su objetivo original.

Por el momento no hay declaraciones oficiales ni por parte del VEBA, del UAW, ni por parte de Chrysler o Fiat. Pero está claro que este es un gran paso que permitirá a Fiat sacar adelante todos sus planes de fusión completa de las compañías, economías de escala y acceso a la liquidez acumulada en las cuentas de Chrysler, dinero con el que, se espera, se financie parte del proyecto de relanzamiento de Alfa Romeo en Estados Unidos.

Así mismo se cancela la puesta en circulación del paquete accionarial que Chrysler estaba trabajando para colocar en bolsa. La unión entre Fiat y Chrysler creará el sexto grupo automovilístico del planeta por volumen de ventas, aunque ya llevamos años viendo los resultados de ambas firmas anunciados conjuntamente.

Mañana ampliaremos esta noticia, analizando lo que está por venir tras la compra. Pero hoy ya nos acostamos con un Sergio Marhcionne que, una vez más, se ha salido con la suya y ha triunfado en una negociación, pagando menos de lo que nadie esperaba por una compañía que tenía claro que acabaría comprando al completo.

Comenta o Pregúntanos