Estudio de Bosch sobre equipamiento de los sistemas de asistencia al conductor

Portada_bosch

  • La frenada automática de emergencia y los sistemas de asistencia de carril los más populares
  • España: Uno de cada diez turismos de nueva matriculación en 2014 estaba equipado con sistemas de asistencia de carril y sistemas de frenada automática de emergencia
  • Los sistemas de asistencia al aparcamiento son los más comunes en Europa
  • El detector de fatiga presente en el 12 por ciento de los automóviles de nueva matriculación en nuestro país
  • Las ventas de equipos de radar y sensores de vídeo de Bosch, una vez más, se duplicaron en 2015

Los sistemas de asistencia al conductor están jugando un papel cada vez más importante a la hora de plantearse la compra de un nuevo automóvil. La importancia de los sistemas de asistencia de carril y de frenada automática de emergencia, en particular, ha crecido de manera significativa. De acuerdo con una evaluación de Bosch basada en las estadísticas registradas en 2014, uno de cada diez turismos de nueva matriculación en España estaba equipado el año pasado con este tipo de sistemas de asistencia. Dirk Hoheisel, miembro del consejo de administración de Bosch, afirma: “Los sistemas de asistencia al conductor sólo pueden contribuir a hacer que el tráfico sea más seguro si se utilizan de forma generalizada”. En España, según un estudio conjunto de Bosch y el RACC (Real Automóvil Club Cataluña), la frenada automática de emergencia, en sus distintas versiones, podría evitar uno de cada cinco accidentes de tráfico y salvar hasta 272 vidas. Según las investigaciones de Bosch sobre accidentes, los sistemas de asistencia de carril podrían evitar hasta el 28 por ciento de los accidentes con resultado de lesiones que son causados por conductores que se salen accidentalmente de su carril.

Un requisito técnico que se encuentra presente en un número creciente de automóviles modernos

El grado adicional de seguridad que proporcionan los sistemas de asistencia al conductor es una de las razones clave para su creciente popularidad. Los sistemas de frenada automática de emergencia también se están beneficiando, en particular, del nuevo sistema de evaluación de Euro NCAP. A partir de 2016, los fabricantes de automóviles que pretendan alcanzar la máxima calificación de cinco estrellas, deberán incluir en sus nuevos vehículos una función predictiva de protección de peatones. Animados por los cambios en las especificaciones de pruebas y fomentado por una disminución de los costes, un número cada vez mayor de turismos está siendo equipado con sensores que vigilan su entorno. Esta tendencia se refleja claramente en las cifras de facturación de Bosch, donde se observa que las ventas de sensores de radar y vídeo se duplicarán en 2015 con relación al año anterior.

Un sensor de entorno hace posible la presencia de varios sistemas de asistencia al conductor

Bosch es el líder mundial del mercado de sensores de radar con tecnología de 77 GHz, y, en 2016, producirá el sensor número diez millones. Con su sensor de radar de medio alcance (MRR), Bosch ha hecho asequible la tecnología de radar para el mercado general. El MRR se puede encontrar ya en los coches de los segmentos utilitario y compacto. Se trata de un tema relevante, pues un único sensor puede servir de base para varios sistemas de asistencia al conductor. Además de la frenada automática de emergencia, el MRR también facilita el control de crucero adaptativo (ACC). El ACC mantiene automáticamente, tanto la velocidad elegida por el conductor como la distancia de seguridad programada respecto del vehículo que circula por delante. Cuando se combina con un sistema de advertencia de colisión por alcance, el ACC podría reducir en un 67 por ciento el número de frenazos que se producen en las autopistas. También puede reducir hasta en un 73 por ciento los accidentes producidos por vehículos que circulan muy próximos entre sí. La cuota de instalación del ACC en 2014 alcanzó sólo el uno por ciento de todos los coches de nueva matriculación en España.

Un 12 por ciento de los nuevos turismos puede detectar el cansancio del conductor

El número de nuevos vehículos equipados detector de fatiga se situó en el 12 por ciento de los coches de nueva matriculación en 2014. El sistema de Bosch utiliza el sensor de ángulo de giro del volante y la dirección asistida eléctrica para analizar constantemente el comportamiento sobre la dirección del conductor, en busca de signos típicos de somnolencia. El sistema registra inmediatamente maniobras bruscas en la dirección y, cuando éstas se combinan con otros parámetros adicionales, tales como el tiempo transcurrido al volante y la hora del día, identifica la aparición de indicios de somnolencia en el conductor. Antes de que éste empiece a dar cabezadas al volante, el detector de fatiga advierte al conductor con antelación para que se detenga y descanse.

El tres por ciento de todos los coches matriculados el pasado año son capaces de reconocer, con la ayuda de una cámara de vídeo, ciertas señales de tráfico situadas en los laterales de la carretera. La información que se muestra en la pantalla del salpicadero, mediante el correspondiente símbolo, ayuda a los conductores a circular con más seguridad entre la “jungla” de señales de tráfico.

Diferentes países, pero preferencias similares respecto a los sistemas de asistencia al conductor

Los sistemas de frenada automática de emergencia son más habituales en Bélgica. Uno de cada cuatro turismos de nueva matriculación ayuda a los conductores de este país a frenar cuando se enfrentan a un obstáculo, frente a uno de cada cinco en Alemania. En los Países Bajos, el 17 por ciento de los coches nuevos son capaces de proporcionar este tipo de asistencia, mientras que este mismo sistema de ayuda está presente en un once por ciento de los nuevos vehículos matriculados en España y el cinco por ciento en el Reino Unido. Una mirada a los otros países de la UE con respecto a la tasa de equipamiento de los sistemas de asistencia de carril revela que el 21 por ciento de los nuevos coches matriculados en Alemania estaban equipados, en 2014, con un sistema de este tipo, el 14 por ciento en Bélgica, el once por ciento en los Países Bajos, el nueve por ciento en España y el seis por ciento en el Reino Unido.

Estudio Bosch basado en las estadísticas de 2014 para los vehículos de nueva matriculación

Para llevar a cabo su evaluación sobre los sistemas de asistencia al conductor, Bosch ha utilizado los datos estadísticos sobre nuevas matriculaciones de automóviles en 2014 proporcionados por el proveedor de servicios Polk. Sobre esta base, Bosch identificó los modelos de vehículos más importantes dentro de cada segmento y examinó las listas de características de cada vehículo para determinar los sistemas de asistencia al conductor que se ofrecían.

Comenta o Pregúntanos