Accesorios BMW M Performance para el nuevo BMW M2 Coupé

portada_bmw

El nuevo BMW M2 Coupé (consumo combinado de combustible: 8,5 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 199 g/km)* marca el estándar del segmento de coches deportivos compactos cuando se trata de aerodinámica y rendimiento. Su diseño extrovertido subraya aún más el carácter dinámico del coche y su capacidad en circuito. Desde marzo de 2016, las características dinámicas y la apariencia visual del BMW M2 Coupé se puede destacar todavía más con la recién presentada gama de accesorios BMW M Performance.

Incluyen componentes derivados de la competición para la aerodinámica, el motor, el habitáculo y la suspensión, que cumplen los más altos estándares en cuanto a funcionalidad y diseño.

Componentes aerodinámicos para una mejor apariencia y respuesta en conducción 

El catálogo de accesorios M Performance incluye una gama especialmente amplia de componentes aerodinámicos fabricados en plástico reforzado con fibra de carbono (PRFC), que incluyen piezas frontales y laterales, difusor trasero y carcasas de los retrovisores que armonizan perfectamente por su efecto aerodinámico y subrayan el potente diseño exterior de este vehículo deportivo compacto de alto rendimiento.

El faldón delantero y las taloneras laterales, en combinación con el spoiler trasero y el difusor BMW M Performance, optimizan el flujo de aire en torno al vehículo lo que también tiene un impacto positivo en la conducción y el rendimiento del vehículo. A juego con ello, están las cubiertas de los retrovisores exteriores que completan con estilo la apariencia deportiva del vehículo. Lo mismo ocurre con los riñones M, con varillas dobles para el frontal y el lateral en negro de brillo intenso con logo BMW M integrado en los colores BMW M rojo, azul y celeste.

Opciones para el motor, la suspensión y los frenos que aumentan el rendimiento dinámico 

El sistema de escape M Performance ofrece una percepción más intensa del sonido del motor. Sus dos modos operativos, Sport y Track, pueden establecerse mediante el control remoto Bluetooth. El modo Sport está pensado para su uso en carreteras públicas y ofrece al piloto un sonido distintivo y deportivo que se ha armonizado con el BMW M2. Mientras tanto, el modo Track intensifica el volumen y el carácter del sonido del escape, aumentando de forma perceptible la emoción. Esto crea una experiencia de conducción mucho más intensa y hace que el conductor se sienta mucho más conectado con el coche. El sistema de escape M Performance también mejora el BMW M2 visualmente, con su unidad de silenciador de alto brillo que incluye un logo M Performance grabado, escape con diámetro de 80mm y tubo interior perforado. Como alternativa, también hay elementos en fibra de carbono disponibles para sistema de escape M Performance con un diámetro de 93 milímetros y logo BMW M integrado.

El BMW M2 Coupé puede llevar la suspensión de muelles helicoidales BMW M Performance para mejorar la conducción y el agarre en carretera. Esto reduce la distancia al suelo en al menos cinco milímetros comparado con la suspensión estándar.

Y la tecnología de muelles helicoidales puede utilizarse para bajar el vehículo 20 milímetros más. Es más, los amortiguadores pueden ajustarse hasta 16 niveles de rebote y 12 de compresión. Eso significa que el conductor puede crear su propia configuración de suspensión según sus preferencias personales. Sea cual sea la configuración elegida, la configuración básica comparada con la suspensión estándar reduce los movimientos de la superestructura del vehículo, asegurando una respuesta neutral a la conducción y la máxima información para el conductor.

Las pastillas de freno BMW M Performance ofrecen una mayor adaptación al circuito, así como un aumento de la seguridad activa. Esta composición se deriva de los frenos de larga duración que están ya bien establecidos en la competición. Eso significa que los frenos deportivos BMW M Performance tienen una resistencia especialmente alta al estrés térmico y no muestran fatiga incluso cuando están constantemente expuestos a un uso extremo. También ofrecen una respuesta mejorada y más directa, en comparación al sistema de frenos estándar.

Opciones para el interior inspiradas en la competición 

El interior del BMW M2 Coupé también puede recibir el toque deportivo y personal al añadirle los componentes BMW M Performance. Por ejemplo, las tiras de LED BMW M Performance para las puertas de conductor y pasajero añaden un punto de estilo en cuanto se abre la puerta. Lo mismo ocurre con las alfombrillas M Performance, que no solamente tienen un diseño deportivo, sino que ofrecen un agarre óptimo gracias a su superficie antideslizamiento hecha de goma y fibra textil. Las cubiertas de los pedales de acero inoxidable son la combinación perfecta, con pronunciados perfiles de goma que evitan que el pie resbale de los pedales de freno y acelerador.

BMW es uno de los pocos fabricantes de automóviles del mundo que ofrece sus propios volantes con cubierta de Alcántara como equipamiento de personalización y la gama BMW M Performance de hecho incluye dos modelos distintos. El volante M Performance Pro con zonas de agarre cubiertas en Alcántara destaca especialmente por su forma y en general tiene un cuerpo con espuma más dura que el volante estándar, lo que lo convierte en un volante más preciso y con mejor agarre. También tiene una marca central azul en la posición de las doce en punto. Las costuras M en tres colores y cubierta en fibra de carbono con la inscripción M Performance le da al volante M Performance Pro una apariencia visual especialmente atractiva.

Además, BMW ofrece el volante M Performance con display de carreras y cubierta de fibra de carbono como estándar. Con función display integrada en la parte superior del volante, el conductor tiene siempre una visión perfecta de información como tiempo de vuelta, aceleración longitudinal y transversal. Las funciones se controlan de forma intuitiva por botones de menú integrados en los espacios del volante para los pulgares. Además del display de carreras, también hay un indicador de marchas, dos bandas de LED bicolor a la derecha y a la izquierda que van una hacia la otra.

La gama BMW Performance para el interior se completa con el Kit Carbono Interior MPerformance con elementos para la palanca de cambios, consola central y freno de mano y las cubiertas M Performance del interior, con su atractiva mezcla de Alcantara y fibra de carbono.

Comenta o Pregúntanos