Evolución de alta tecnología para el ŠKODA OCTAVIA: motor TSI compacto y Dynamic Chassis Control (DCC)

portada_skoda2

  • El superventas de ŠKODA será más dinámico y eficiente
  • TSI tricilíndrico con una potencia de 115 CV y bajo consumo
  • DCC Adaptativo para las versiones a partir de los 150 CV
  • El ŠKODA Phonebox permite conectar y cargar un Smartphone por inducción

La gama 2017 del ŠKODA OCTAVIA es ahora todavía más dinámica y eficiente. Un nuevo motor de gasolina de tres cilindros de alta tecnología completa la gama de propulsores, mientras que el sistema DCC Adaptativo se añade como opción para las versiones a partir de 150 CV.

El ŠKODA OCTAVIA impresiona tanto en su versión berlina como familiar gracias a sus motores potentes y económicos. Ahora, la gama de gasolina y diésel llega hasta los sistemas de propulsión RS con un TSI de 230 CV y un TDI de 184 CV.

En la gama TSI, un propulsor tricilíndrico de gasolina turboalimentado ha sustituido a la versión 1.2 de cuatro cilindros. Desde su capacidad de 999 cm3, el nuevo TSI genera 115 CV y ofrece un par motor de 200 Nm entre las 2.000 y las 3.500 rpm. El primer motor tricilíndrico en la historia del modelo cuenta con una acústica sofisticada y unas prestaciones que superan a su predecesor.

Combinado con la caja de cambios DSG de 7 marchas, el nuevo TSI 1.0 acelera el ŠKODA Octavia berlina de 0 a 100 km/h en 10 segundos y alcanza una velocidad punta de 202 Km/h. En combinación con la caja de cambios manual de 6 marchas, los 100 km/h se pueden alcanzar en 9,9 segundos. La versión Combi del Octavia está disponible con la caja de cambios DSG o la manual, siempre de 7 marchas; en ambos casos, la velocidad máxima es de 200 Km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h se consigue en 10,2 y 10,1 segundos respectivamente.

En todo caso, la mejora más importante del motor TSI tricilíndrico es el consumo de combustible, que es un 8% menor que el de su antecesor. El berlina con caja de cambios DSG de 7 marchas consume 4,5 litros a los 100 km y emite 105 gramos de CO2/km, mientras que con el cambio manual se mantiene el mismo consumo y las emisiones se sitúan en 103 g de CO2/km. El Combi consume 4,6 l/100 km y emite 106 g/km de CO2 con el cambio DSG, y las cifras bajan a 4,5 l/100 km y 105 g/km CO2 con la caja de cambios manual.

El nuevo TSI 1.0 es de última generación en todos los aspectos tecnológicos. Su construcción compacta y el cárter de aluminio hacen que este motor tricilíndrico solo pese 78 kg. Sus pistones de aluminio y bielas forjadas están equilibrados con precisión, permitiendo un funcionamiento silencioso y suave pese a no contar con un árbol equilibrado. En todo el conjunto del cigüeñal, la masa en rotación es menor en peso y la perdida por fricción resulta mínima. El cárter y la culata tienen sus propios circuitos de refrigeración; el colector de escape integrado en la culata forma un componente importante de la potente gestión dinámica del motor.

Para mejorar el ciclo de carga, los árboles de levas de admisión y escape se pueden ajustar hasta 50 y 40 grados de rotación del cigüeñal, respectivamente. El sistema Common Rail inyecta el combustible a un máximo de 250 bares de presión. El intercooler del turbocompresor está integrado en el aparato de inducción, lo que aumenta instantáneamente la presión de sobrealimentación, que puede alcanzar 1,6 bares (relativamente).

Gama de motores con DCC: alto rendimiento

Todos los motores del ŠKODA Octavia son conocidos por su sorprendente rendimiento y bajo consumo de combustible. Los siguientes motores están disponibles con el DCC adaptativo:

Motores TSI

-1.4 TSI/150 CV – cambio manual de 6 marchas y DSG de 7 marchas

-1.8 TSI/180 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 7; 4×4 con DSG de 6 marchas

-2.0 TSI/220 CV – RS, cambio manual de 6 marchas y DSG de 6 marchas

-2.0 TSI/230 CV – RS 230, cambio manual de 6 marchas y DSG de 6 marchas

Motores TDI

-2.0 TDI/150 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 6; 4×4 con DSG de 6 marchas

-2.0 TDI/184 CV – cambio manual de 6 marchas, DSG de 7; 4×4 con DSG de 6 marchas

DCC Adaptativo: una variada experiencia de conducción

En la nueva gama de 2017, ŠKODA ofrece el Dynamic Chassis Control (DCC) para los motores del OCTAVIA con potencias a partir de 150 CV. Con ello, se logra una experiencia de conducción más variada, ya que el DCC hace posible adaptar la dirección y la suspensión en función de si se ha seleccionado el modo de conducción Comfort, Normal y Sport. El DCC también está disponible en el ŠKODA OCTAVIA RS y el ŠKODA OCTAVIA RS 230, en los que dicha función incluye unos ajustes más confortables para la conducción diaria con solo pulsar un botón.

Una válvula electrónica controla el flujo de aceite entre los amortiguadores DCC. La rápida unidad de control acciona la válvula en función de las condiciones de la carretera, el estilo de conducción y el modo seleccionado. Una mayor sección transversal permite conducir con comodidad, mientras que el recorrido corto aporta más precisión, ya que la dirección reacciona de forma más precisa, se mejora la frenada y se minimiza el balanceo. El DCC también contribuye a la seguridad activa del vehículo, ya que el sistema cambia automáticamente del modo Comfort al Sport en situaciones de riesgo para aumentar la estabilidad, mejorar el agarre y reducir la distancia de frenado.

El sistema DCC y el Selector de Modo de Conducción son opcionales en el acabado Ambition y superiores. Con la Selección del Modo de Conducción, el conductor puede cambiar las características de la dirección, el comportamiento de la caja de cambios DSG y la configuración del chasis. En modo Individual, estos sistemas se pueden ajustar a las preferencias personales.

Las nuevas llantas ‘Teron’ en diseño negro de 17 pulgadas también son opcionales y están disponibles para los acabados Ambition y Style.

Conjunto, interior y soluciones “Simply Clever”

El conjunto del ŠKODA Octavia ha proporcionado siempre algo ‘más de coche’ que sus competidores ofreciendo una gran cantidad de espacio y combinando la elegante línea del berlina con un gran portón trasero. Ofrece un extraordinario espacio interior, espacio posterior para las piernas y espacio para los pasajeros dentro del segmento de los compactos. Tanto la versión berlina como el Combi lucen el mayor maletero de su clase.

Al igual que en cualquier ŠKODA, el Octavia cuenta con muchas características electrónicas y ‘Simply Clever’ que hacen la vida más fácil para sus ocupantes. En los modelos 2017, el sistema Climatronic incluye un filtro de aire y la cámara de visión trasera opcional se mantiene limpia utilizando chorros de lavado; a finales de verano, se ofrecerá un paraguas opcional bajo el asiento del acompañante. Por otra parte, en los reposacabezas de los asientos delanteros se pueden montar iPads.

Nuevas características del sistema de infoentretenimiento

Los sistemas de infoentretenimiento de este modelo forman parte de la segunda generación de la Matriz Modular de Infoentretenimiento (MIB II). Son fáciles de accionar, versátiles y potentes. La radio Swing y sus sistema de infoentretenimiento van de serie en el acabado Active. En el sistema de navegación Amundsen, se ha añadido la conexión Wi-Fi. Algunas de las funciones se pueden controlar utilizando la app Media Command de ŠKODA en una tablet o un Smartphone, lo que supone una solución atractiva para los ocupantes de los asientos posteriores del Octavia.

Con nuevas características, el sistema de Infoentretenimiento se vuelve aún más extenso. El ŠKODA Phonebox opcional con carga inalámbrica conecta un Smartphone a la antena del coche mediante acoplamiento de campo cercano sin necesitar un cable, ofreciendo alta calidad en las llamadas y una mejor recepción de datos. Al mismo tiempo, carga el teléfono por inducción, siempre que el dispositivo sea compatible.

Comenta o Pregúntanos