Los vehículos eléctricos podrán recargarse en ruta gracias al uso de baterías en su segunda vida

  • Primicia mundial: el Grupo Renault y Connected Energy han instalado en las áreas de descanso de las autopistas dos puntos de recarga rápida equipados con un sistema de almacenamiento de energía.
  • Este novedoso sistema llamado E-STOR ha sido desarrollado por Connected Energy basándose en la segunda vida de baterías procedentes de vehículos eléctricos Renault.
  • Esta colaboración forma parte de la estrategia mundial de Renault en el mercado del almacenamiento de energía.

La empresa británica Connected Energy y el Grupo Renault han instalado dos puntos de recarga rápida equipados con una innovadora tecnología de almacenamiento llamada E-STOR. Los usuarios de las autopistas belgas y alemanas serán quienes se beneficien de esta primicia mundial.

Desarrollado por Connected Energy, E-STOR utiliza baterías de vehículos eléctricos Renault en su segunda vida. Gracias a la utilización de estas baterías, la tecnología E-STOR permite almacenar la energía mediante una alimentación de baja potencia y liberar la energía almacenada a potencias elevadas. De este modo, es posible ofrecer soluciones de carga rápida para vehículos eléctricos en lugares donde resultaría muy costoso construir una conexión directa a la red. E-STOR es económico y sencillo de instalar y favorece el desarrollo de la red de puntos de recarga en Europa.

Una solución al servicio de la economía circular

Como pionero y líder de los vehículos eléctricos en Europa, Renault contribuye a la transición energética gracias a la reutilización de las baterías de los vehículos eléctricos para el almacenamiento de energía. Las distintas soluciones propuestas por Renault con sus socios permiten cubrir múltiples posibilidades, desde viviendas individuales a centros industriales, pasando por las residencias.

Las baterías que se utilizan en los vehículos eléctricos suelen durar entre ocho y diez años. No obstante, siguen teniendo una capacidad útil más que suficiente para aplicaciones estacionarias, lo que les proporciona una segunda vida antes de su reciclaje. Para optimizar el ciclo de vida completo, Renault ha implementado el alquiler de la batería para sus clientes de vehículos eléctricos.

«El Grupo Renault apoya el desarrollo de las infraestructuras de carga para simplificar la vida diaria de los conductores de vehículos eléctricos. Para favorecer esta dinámica, la integración de nuestras baterías en su segunda vida en los puntos de recarga rápidos permite a los operadores de bornes contar con soluciones económicas. Además, es un ejemplo perfecto de implementación de la economía circular», indica Nicolas Schottey, director del programa Baterías e Infraestructuras de los Vehículos Eléctricos del Grupo Renault.

“Desarrollamos una gama completa de sistemas E-STOR. Al igual que los dos puntos de recarga instalados en Bélgica y Alemania, una parte de nuestra gama se dedica a la recarga ecológica y al menor precio de los vehículos eléctricos. Es una gran satisfacción verlos en funcionamiento”, explica Matthew Lumsden, director general de Connected Energy. “Estamos trabajando en otros proyectos en Gran Bretaña y en Europa y esperamos desplegar nuestras soluciones a gran escala en los próximos meses”.

Ventajas más allá de la carga de los vehículos eléctricos

Los sistemas E-STOR equipados de baterías de vehículos eléctricos de Renault en su segunda vida, ofrecen asimismo una solución de gestión de la energía para los centros industriales y comerciales. Estos sistemas pueden ser controlados por una sofisticada plataforma de optimización de la energía para proporcionar una fuente de alimentación alternativa, probada y fiable durante las horas punta. Por ejemplo, E-STOR se conecta a los paneles solares de empresas o a las micro-eólicas para almacenar y después liberar la energía directamente en los sistemas.

Comenta o Pregúntanos