En las alturas

¿Quién ha dicho que no se puede ir a esquiar en una autocaravana? A 2.500 metros de altitud sobre el nivel del mar, en Sierra Nevada, existe un aparcamiento para 60 autocaravanas en las que el viajero encuentra agua, electricidad y las facilidades de evacuación de aguas residuales, etc.

El acceso desde Granada se realiza por una carretera bien asfaltada y señalizada expresamente como aparcamiento para caravaning. Incluso, en los días de grandes nevadas, los responsables de la estación están atentos al espesor de la nieve y las máquinas comienzan inmediatamente a limpiar de forma eficaz y rápida.

Por otra parte, la colocación de cadenas, si es necesario, no debe presentar mayores dificultades que las que supone colocarlas en un vehículo cualquiera.

Si además de esquiador es uno un buen amante de la belleza, el panorama que se contempla desde el parking, las puestas de sol y de la masa de nieve que cubre las montañas con Granada al fondo, son algo difícil de olvidar.

Desde el puerto del Cegrí, próximo, casi se puede tocar la masa imponente del monte Veleta y toda cadena de Sierra Nevada.

Ver caer la nieve desde el acogedor interior de tu autocaravana, es otra de las sensaciones que forman parte del viaje.

No lo dudes, el año próximo lo intentas y después me lo cuentas.

Comenta o Pregúntanos