El precio de las gasolinas

No todo lo que sube baja

Resulta escandaloso que las compañías que prácticamente monopolizan el mercado de los combustibles en España, puedan mantener contra viento y marea la sartén por el mango, mientras nos dan a conocer periódicamente la proporción en que suben sus beneficios.

La prensa lo refleja a diario: el barril de petróleo está bajando de forma constante- ayer la cadena norteamericana Sky News lo anunciaba; el petróleo seguirá bajando en los próximos días- pero el precio que los usuarios españoles seguimos pagando no baja en la misma proporción.

Los argumentos son siempre los mismos. Lo que se vende ahora fue comprado y cuando el precio era un 50% más caro que el actual. El otro argumento utilizado es el del alto porcentaje de impuestos con el que Hacienda grava los combustibles, único culpable de que se mantengan altos los precios.

Esto último es verdad, Hacienda se lleva dos tercios del precio que pagamos.

Pero lo más preocupante es que, ante la crisis económica y el descenso de ingresos, el Estado no va a facilitar, mucho me temo, modificaciones en los precios ya que, ni Hacienda ni las compañías petrolíferas, van a hacer ningún esfuerzo por conseguirlo. El Estado seguramente no puede, las petrolíferas, no quieren.

Paco Costas

Comenta o Pregúntanos