LA INEFICACIA DE FERRARI CUESTA MILLONES

Ya no se trata del palmarés del piloto español ni de lamentar la forma absurda de perder su tercer título mundial por culpa de una decisión equivocada del equipo italiano, ahora se trata de cuantificar lo que de negativo ha tenido entonces y tiene ahora la persistente falta de resultados por mor de la mala gestión técnica de Ferrari.

En España, los éxitos del español lograron en su día despertar el interés de aficionados al deporte que nunca antes habían mostrado por las carreras de la Fórmula 1.

Como consecuencia del impacto que produjeron los éxitos del español, la Sexta arrebató los derechos a Tele5 a base de ofrecer a Ecclestone una auténtica fortuna, basándose en los sabrosos beneficios que habría de reportarles una suculenta tarta en forma de publicidad.

image

Las cosas fueron bien, hasta que llegó el frustrante resultado del 2010.

Cuando se produjo el paso de Alonso al equipo italiano, Emilio Botin, Banco de Santander, invirtió una auténtica fortuna en el proyecto.

Las expectativas parecían sobre el papel fabulosas. Con Alonso en el mítico equipo italiano, Era tal la euforia que, de pronto, vimos al banquero convertido en un auténtico tifoso asistiendo a casi todas las carreras del calendario.

Desde el principio las cosas pintaban, bien no sólo para el poderoso patrocinador, sino que los aficionados de siempre y los ocasionales –mayoría- nos las prometíamos muy felices. Pero, como siempre ocurre -en este deporte sobre todo-, las cosas se fueron torciendo poco a poco, mientras, Red Bull, no solamente mantuvo su dominio técnico sino que lo mejoró de forma espectacular.

Al final se produjo el drama cuando, desde los boxes, en una decisión incomprensible, el responsable del equipo, “que si eran galgos o que si eran podencos” metió la pata hasta el corvejón mientras “la liebre se largaba” y la frustración de los aficionados y del piloto es difícil de describir.

Esta semana hace un año del desastre en el mismo escenario; Alonso, muy difícilmente, logrará alzarse con el segundo lugar del mundial de pilotos; La Sexta ya ha sufrido una importante sangría de seguidores y casi seguro de ocasionales anunciantes, y Botin, que a buen seguro esperaba muchos mejores resultados a su inversión, quien sabe si pensará igual en estos momento y hasta qué punto se plantea su continuidad, a no ser que alguna medida contractual le obligue a seguir.

Ferrari que, seguramente no ha sido capaz de mantener el nivel que merece, con sus errores ha provocado una reacción en cadena que está costando a unos y a otros millones irrecuperables de euros. Por si fuera poco, la crisis en Europa se recrudece día a día.

Paco Costas

Sobre el futuro de Alonso, lee en mi blog La F1 y el futuro de Fernando Alonso

Comenta o Pregúntanos