A QUÉ ESPERA EL DIRECTOR GENERAL DE LA DGT PARA PRESENTAR SU DIMISIÓN IRREVOCABLE

Licenciado en derecho y doctor en derecho constitucional, al señor Zoilo tiene que sonarle muy familiar la palabra DERECHO. Y no es de derecho el que miles de autoescuelas y 110.000 ciudadanos españoles se estén viendo perjudicados por su nefasta gestión.

Ya va siendo escandalosa en lo económico la huelga de los examinadores que, además, parece que va prolongarse indefinidamente.

Miles de autoescuelas puede verse obligadas al cierre por falta de actividad, entretanto están obligadas a mantener abiertos sus locales, conservar sus plantillas y los pagos a la seguridad social, además de otros gastos fijos.

En cuanto a los 110.000 ciudadanos ven conculcados sus derechos y perjudicados económicamente sin saber cuándo podrán examinarse.

Pero eso sí, el gobierno mira para otro lado, el ministro del Interior se hace el sordo, y en el de trabajo siguen hablando de políticas de empleo

Comenta o Pregúntanos