Por

Prueba Opel Corsa OPC

Opel Corsa OPC

Al abrir la puerta lo primero que vemos es un Bacquet Recaro de cuero negro con motivos en azul, que es el color del coche, una vez acoplado en el asiento lo primero que se nota es la sensación de que el coche se ha desarrollado para disfrutar conduciendo, el volante es de cuero con un grosor muy agradable, lleva mandos integrados en el, se puede regular en altura y profundidad, con lo que obtener una postura idónea es muy fácil, en la cúpula de indicadores disponemos de un cuentavueltas y un cuentakilómetros y entre los dos el nivel de combustible, no hay indicador de temperatura de agua, en el centro del salpicadero tenemos una pantalla con navegador, radio cd, y el ordenador de abordo, es muy legible y mi opinión es que esta muy bien situada con una información muy clara y concisa.

Visibilidad
Hacia delante la visibilidad es absoluta, el montante A en este caso tiene una pequeña ventanita en la parte baja lo que ayuda en maniobras de aparcamiento, los espejos que son de una forma muy futurista, nos dan una imagen trasera muy exacta de lo que pasa por detrás, el espejo interior cumple con su cometido. El Corsa OPC tiene unos buenos grupos ópticos que aunque no son de Xenón emiten una buena luz blanca, y en las curvas contamos con la ayuda de los antinieblas de el lado al que estamos girando que se encienden automáticamente, en general por la noche se ve muy bien.

Impresiones de Conducción
Conducir este coche es un placer, una vez acoplado en el baquett y fijado el cinturón, parece que estamos en un coche de competición en plena calle, pero nada mas lejano a la realidad, es un coche muy fácil de conducir con un tacto racing la dirección es rápida y muy precisa, con una dureza muy acorde con la filosofía del modelo, acelerador electrónico, y de reacciones rápidas, el embrague blando y muy agradable de usar, lastima tenga un recorrido un poco largo. Pero también tiene su lado racing, y ese es para agarrar fuerte el volante, una vez el motor va subiendo de vueltas aparecen caballos en cantidad, pero que se trasmiten al suelo con total seguridad.

Frenada
Los frenos del Corsa OPC son una delicia, una vez se le toma el tacto al pedal que es suave pero contundente, la frenada es potente y firme.
Los discos de freno delanteros son ventilados y tienen 308 mm de diámetro; los traseros son macizos y tienen 264 mm de diámetro, a esto le ayuda la calidad de la goma que monta Continental Sport Contact3 en 215 / 45 en llanta de 17â��, con lo que la frenada queda totalmente asegurada, ah las pinzas de freno van pintadas en azul lo cual le da un toque de distinción.

Tracción
Durante toda la prueba no dio pruebas de perdidas de tracción, pero de todas formas está dotado de control de tracción que aunque desconectable mediante una tecla en el salpicadero, sigue residente para que en caso de necesidad entrar de inmediato.

Estabilidad
Se nota que el Corsa OPC ha sido modificado en muchos aspectos para conseguir un comportamiento excelente, su suspensión ha sido endurecida y rebajada en 15 mm los amortiguadores son más duros y además cuenta con muelles más rígidos. En resumen una estabilidad excepcional en todo tipo de carreteras.

Reposacabezas
El Corsa OPC no dispone de reglajes en los asientos delanteros al se bacquet los asientos y den las plazas traseras los tres son regulables en altura, pero no son activos.

Cinturones
El Coche dispone de cinco cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención.

Bebes y Niños
Viene dotado del sistema Isofix de anclaje de seguridad para sillitas de Bebes en los asientos traseros.

Airbags
Incorpora dos Airbags delanteros, dos laterales, dos y traseros. Que hacen un total de 8 Airbags de serie.

Euroncap
Obtiene 5 estrellas para protección de ocupante y 3 para la protección infantil, con un total de 34 sobre 39

Recuperaciones
No parece un motor turbo, la respuesta es como la de un atmosférico, tarda un poquito en empujar, pero llegado a ese punto que es cuando los motores turbo dan todo, en ese momento se notan lo 192 CV, que a la vez son dóciles y dosificables.

Caja de Cambios
El tacto de la palanca de cambio es de recorrido corto y efectivo, quizás un pero en la inserción de la tercera que requería un poquito mas de esfuerzo para introducirla.
Dispone de seis velocidades muy bien escalonadas, usándose la sexta mas que nada para economizar en consumos, aunque es plenamente utilizable.

Circulando por Carretera
En carretera es donde mejor se encuentra el Corsa OPC, su dura suspensión lo absorbe todo y permite disfrutar de una gran estabilidad. En este tipo de asfalto es donde se puede disfrutar más del coche. Con una velocidad media de 100 Km./h tenemos un consumo de entre 6,5 y 7,5, lo cual para un motor de estas prestaciones es muy bueno.

Circulando por Autopista
En autopista se comporta de manera muy satisfactoria marchando en sexta a 120 Km./h el consumo es bastante bajo y la autonomía se estira hasta unos 550 a 600 km. El único pero hay que ponerlo en los Bacquet que en trayectos largo llegan a ser cansados.

Circulando por Ciudad
En ciudad se desenvuelve con muchísima soltura gracias a su potente motor, muy buenos frenos y una dirección muy directa y que permite doblar en poco espacio, lamentablemente aquí los consumos suben un poco, pero nada extraordinario entre 10 y 11 litros.

Calidad de Acabados
Muy buenos, se nota que es la versión tope de gama además de la mas deportiva en le tiempo de prueba no observamos ningún ruido oculto, los materiales del sapilcadero son suficientes, llama la atención los detalles en azul para los aireadores, palanca de cambios etc. El exterior esta muy caracterizado y llama la atención donde se vaya, proliferan las tomas de aire y los deflectores aerodinámicos, que a alta velocidad hacen su cometido como el extractor de aire trasero, que aparte es muy estético con el escape triangular en el centro.

Calidad de Materiales
Unos plásticos de buen aspecto y tacto, un cuero en los asientos que no tiene brillos, por lo que no existe deslizamiento, se nota que es una versión OPC donde Opel cuida el detalle.

Conclusiones
El Opel Corsa OPC es un pequeño deportivo del que podemos disfrutar todos los días, con un acabado muy bueno y unos detalles de coche grande. Su potente motor solo nos dará satisfacciones en todos los terrenos, desde mínimo consumo, hasta grandes prestaciones, solo depende del trato que le demos al acelerador. La seguridad esta totalmente asegurada gracias a todos los sistemas electrónicos que incorpora nunca nos encontraremos con una situación comprometida.

Probador: Daniel Galdeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez.
Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                        

Comenta o Pregúntanos